¿Por qué la Liga Mx la cruzazuleó al momento de querer innovar?

Siempre he opinado que el futuro va a ser regresar al pasado. Las cosas se han complicado mucho cuando a la hora de hablar de futbol se trata. Por querer innovar, los canales presentan contenidos que tienden a tirarle más a la broma que a la seriedad. Buscan aprovechar las últimas tendencias de tecnología, olvidándose del aficionado. Por ahí andaba leyendo que el futbol ha perdido su esencia. Ahora se busca más lo comercial que el juego mismo. Un claro ejemplo sería el de Chivas TV, canal que nació como un proyecto que rompía el molde establecido por las televisoras convencionales y que terminó privando al pueblo de seguir a un equipo popular en nuestro país.

Con proyectos como éste se rompe el esquema que se ha tenido a lo largo de los años, el cual nos dice que el futbol es un deporte incluyente y de fácil acceso. La gente no tiene dinero y aparte le cobran una buena suma por ver los partidos de su equipo. Así no se puede. Al aficionado le enferma. Lo vivió Jorge Vergara al principio.

La Liga MX ha perdido fuerza porque sus contenidos no son atractivos. En otras ligas como la Barclays vemos comerciales muy padres, casi cinematográficos, promocionando el ambiente que se vive durante los partidos, las grandes figuras y momentos emocionantes de los juegos, lo cual atrae al público que puede costear esos productos. Cosa que en México no se hace.

Iniciativas como Chivas TV, una copia si le queremos llamar así de Netflix (en el sentido de que pagamos por ver un contenido), nos enseñan que si bien se debe utilizar la tecnología en nuestro futbol, el abuso de éste es un error garrafal.

Lo importante no es el número de comments o shares que puedas lograr. Es que la gente visite tu página o programa porque nada se lo impide.

Una forma de arreglar el problema sería transmitir los partidos vía I-tunes o Spotify, programas que todo el mundo tiene y que servirían para darle difusión a los contenidos más allá de la televisión. Otra solución podría ser regresar a la tele abierta, un sitio descuidado y en el que muchísimas personas siguen viviendo.

Like what you read? Give Adrián Aguirre a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.