Altibajos en España

Vivir en un país extranjero es una experiencia incredible. Pero, a veces, hay cosas difíciles que su necesitas superar. Por ejemplo, ya termine de estar enfermo después de dos semanas. Cuando vives en un otro país es un poco más difícil a encontrar las medicinas que normalmente tomas. También he tenido problemas para encontrar productos higiénicos y algunas comidas que están fácilmente disponibles en los Estados Unidos.

He sentido morriña de vez en cuando. Principalmente echo de menos de mis amigos en mi universidad en los EE.UU. Sin embargo, muchos de ellos están estudiando en países extranjeros también y estoy emocionado de oír todos de sus cuentos y experiencias.

Un pro de vivir en un país extranjero es una mayor capacidad para los viajes. Con mi locación en los EE.UU. y mi horario de escuela, no es normal o fácil para viajar a otras partes del país. Pero, porque España es más pequeño y parte de Europa, es mucho más fácil no sólo para viajar dentro del país pero a muchos otros países también. ¡Una cosa que estoy aprovechando!

Creo que lo peor de vivir aquí es el tiempo que me necesita para conmutar a la universidad. Aquí en Madrid, tengo que tomar el Metro primero para casi diez minutos y luego tengo que coger un tren para más que viente minutos. Finalmente ando para diez más minutos hasta que llego al campus. En los EE.UU., solo tengo que andar cinco minutos a mis clases. A la inversa el sistema de Metro en Madrid es uno de los mejores en Europa. Con esto sistema extensivo, es muy fácil para descubrir cualquier parte de la ciudad.

Hay altas y bajas de vivir en un país extranjero, pero por la mayor parte los positivos sobrepasan los negativos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Andrea Filler’s story.