Mamá ¿y ahora qué?

Acho má

Creo que mis momentos favoritos es cuando me despiertas. Porque nadie me despierta como tú. Es como si supieras que la delicadeza es la mejor manera.

Nunca me doy cuenta cuando entras al cuarto solamente sé que estás ahí cuando me pasas la mano por el pelo y me llamas por mi apodo. Un susurro lleno de tanto amor.
Recuerdo que una vez dijiste que te gustaba ver a las personas levantarse porque antes de hacerlo respiraban bien ondo. Y luego abrían los ojos. 
Un soplo de vida.

Tu eres así para mi má. Un soplo de vida. Creo que me quedo perpleja cuando pienso que salí de ti. De que por nueve mese habité dentro de ti, y que te pateaba y te mordía cuando nací. Que no te dejé dormir tanto tiempo porque lloraba por las noches. Y quizás ahora te preocupas tanto que no te dejo dormir tampoco, cuando ya estoy manganzona.

¿Cómo será ver que el ser que cargabas en tu vientre ya te mire a los ojos y sea más alto que tú? 
¿Cómo se sentirá entender que tu bebé es ahora un ser pensante a independiente de ti, cuando por tanto tiempo no lo fue?
¿Cómo será ver a esa persona aprender, crecer, graduarse y lograr todo lo que ha pasado?

Me prometiste un día mientras estaba esmenená llorando que nunca te ibas a poner viejita. 
Pero yo nunca prometí que me quedaría chiquitita.

¿Y ahora qué?

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.