Mi día a día

Hace unos días salí a caminar por Viena. Una Viena soleada, calurosa. Seguramente serán los últimos días de este verano aquí. Sabemos que los inviernos son bravos, sobretodo para una Argentina. Entonces, como sé, que ese era el último día de verano, decidí ir, no conscientemente, si no inconscientemente, porque me deprimí y me puse a pensar si realmente me haría feliz volver a Argentina y como seria la vuelta. Porque además, no es sólo el último día de verano, si no que también, mi vida está muy atada a la Argentina. A las 11 de la mañana, pongo a Longobardi, hablo con amigos en Argentina y converso sobre lo que escuché en la radio, después leo La Nación, todos mis proyectos de “negocios” están ligados a Argentina, Argentina tiene una presencia importante en mi día a día.

Entonces, la verdad que lo analizo mientras camino por Viena y me pregunto si volver a argentina sería lo que realmente me haga o me haría feliz. Cuando voy caminando, me subo a un tranvía y este choca con una camioneta (porque ésta no le había dado el paso). Creo que fue una señal de Austria diciéndome “Bueno, nena, acá también podes tener igual diversión que en Argentina, no somos tan aburridos”, (Si este fuera el caso, en Argentina choca un tren y mueren 50 personas). Pero bueno.

Mientras bajo del tranvía chocado, que no fue nada grave, veo un cartel del FPÖ (Freiheit Partei Österreich, si si, partido de la libertad, pero lejos de serlo), donde se publicita la organización de un Oktoberfest en Viena. Desde mi humilde e ignorante punto de vista, la campaña publicitaria del FPÖ esta hecha con un vocabulario alemán, que el no nativo lo puede entender bastante bien. (Austria necesita seguridad, El poder necesita control, son los dos slogans que se ven en las fotos)

Nota al pie: El FPÖ es el partido considerado de ultraderecha, “mal-tratado”, si se quiere por los medios, porque si bien son conservadores de derecha, no creo que sean Nazis, en el estricto termino.

¿Por qué digo que son maltratados por los medios? Sin ir más lejos, hace unos días, fui a comer a la casa de un amigo, austriaco, que en realidad nació en Argentina, pero a los cuatro años se marchó a Austria; una persona a la cual admiro mucho, para mi es un emprendedor nato, una persona muy abierta con la que podes conversar abiertamente. De hecho fue el primer austriaco que me invitó a su casa (ese es tooodo un tema en Austria, ya hablaré en otro post). Tiene una familia y unos hijos hermosos.

Entonces, cuando fui a la casa a comer unas pizzas, nos pusimos a charlar. Hablamos de las elecciones Austriacas. Llegamos a la conclusión de que cuando un tema es muy mal tratado por los medios, deberíamos ser respetuosos, estudiarlo un poco más y no dejar que los medios nos transmitan su opinión, si no más bien, formar la nuestra. Después de eso, me quedé muchos días pensando en eso y vi un meme en Facebook, en el cual los medios filmaban a un gato comiéndose un ratón, pero los medios eran ratones.

Me pareció muy interesante y hasta ilustrativa. Y ahora que estoy en frente de esta publicidad sobre el Oktoberfest organizado por el FPÖ, comparo las elecciones Austriacas con las de Estados Unidos. El contrincante de Hofer (FPÖ), es un señor llamado Van der Bellen, abiertamente comunista.

Este es el Señor Van der Bellen, por los socialistas verdes.

Como verán, los que me conocen y saben como pienso, se darán cuenta que para mi, tanto Hofer como Van der Bellen, serían dos malos y agradezco a Dios no poder votar. Lo mismo me pasaría con Clinton y Trump.

También los que me conocen, saben que vivo yéndome por las ramas, mis pensamientos vuelan, así que vuelvo al nombre de este blog que se llama buscando mi rumbo (el cual perdí hace un tiempo). El objetivo principal de este texto quiso ser lo siguiente: no soy buena escribiendo, no tengo cosas interesantes o importantes para decir, en realidad, tengo muchas cosas para decir a diario, pero no se si es interesante que las diga, o si son importantes, (ni siquiera se si son interesantes para mi la verdad jajaja). Pero creo que irlas escribiendo de a poco a estas ideas, y por eso voy a empezar este blog, poco interesantes, para los lectores jajaja, que mas bien serán sobre mi día a día. Me va ayudar a que el día que tenga algo realmente importante que decir, o una idea o tenga que escribir un artículo académico o una carta y miles de etc., pueda plantearla de buena manera.

Ps: Me olvidé de un dato importante: acá en Austria, como se darán cuenta, estamos todos locos por las elecciones. Por eso está presente en mi día a día.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.