Mi corazón creativo

Así como le pasó a Martín y a Dani Scharf, a mi alguna vez también me dijeron que no era bueno y lo más peligroso fue que me lo dijo alguien muy cercano: mi padre.

Eso, sin embargo, como bien explica Martín, no me paralizó, sino que me movilizó e hizo que algo se activara en mí.

La resiliencia es por definición en psicología, la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido, un accidente, etc. “La resiliencia potencia la felicidad”.

Yo soy un ser resiliente. Todos los corazones creativos somos resilientes porque alguna vez nos dijeron que no o algo nos afectó, pero sin embargo seguimos buscando, porque todos y cada uno de nosotros los seres vivos en algo, somos creativos, ya sea en hacer una sopa o en dirigir una película.

Al tenerlo como profesor a Martín, en una de mis primeras experiencias con un director creativo, cuando cursé en la ORT, me ayudó a derribar un montón de barreras en mi vida que me ayudaron a liberar fantasmas y demonios que me perseguían, pero por sobre todas las cosas, me marcó a fuego en una cosa: fue el primero que me dijo que un aviso publicitario mío “lo imprimiría así como está”.

Entonces no sólo agradecerte por eso que nunca pude hasta ahora, sino que también agradecerte por decir en tan simples palabras y desde un punto de vista totalmente natural y fresco, cómo es el corazón creativo, y que si no hay pasión, entonces que no haya nada.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.