DESTINOS: Aruba

Aruba, la Isla Feliz del Caribe se caracteriza por ser un destino turístico que ofrece a sus visitantes cientos de posibilidades y una increíble variedad de cosas para hacer.

Cuenta con unos de los paisajes marinos más hermosos del Caribe, además de una gran variedad de playas para todos los gustos. Para quienes buscan una experiencia romántica o divertirse en familia

Los expertos en Caribe dicen que las playas de Aruba se cuentan entre las más limpias, amplias y espectaculares del Caribe. Arena blanca y fina, muchos deportes acuáticos, un territorio perfecto para ejercer de lagarto durante unos días. Eagle Beach es una de esas playas que siempre se sitúan entre las mejores del Caribe en las clasificaciones de revistas e internautas, sobre todo cuando la encuesta se hace en Estados Unidos.

Otra de las espectaculares playas de Aruba es Baby Beach; está situada en Seroe Colorado, en el extremo sureste de la isla. Baby Beach es una media luna de arena en una laguna, además, cuenta con un puesto de refrescos y cabañas. Sus aguas son poco profundas y los nadadores pueden adentrarse en una distancia larga y todavía tocar el fondo del mar.

Druif Beach, una de las playas de Aruba más tranquilas, es una larga y angosta franja de arena de marfil, de forma ovalada, donde se hallan pequeños resorts. Aquí, las habitaciones están a pocos pasos de las aguas del Caribe, por lo cual puedes salir a relajarse, tomar el sol y en poco tiempo volver a tu alojamiento.

Arashi Beach es una de las hermosas playas de Aruba. Está situada al norte de Malmok Beach, cerca a una encantadora zona residencial. La bordea un paisaje lunar árido hasta el majestuoso Faro California. Se trata de un tranquilo tramo estrecho de playa con chozas improvisadas y una amplia zona de aparcamiento. Es una de las playas de Aruba favoritas entre los locales y turistas, porque cuenta con corrientes suaves y vida submarina abundante, por lo que es el lugar perfecto para bucear.

Palm Beach es una franja con dos kilómetros de largo, hogar de hoteles glamurosos de gran altura, perfecta para la práctica de deportes náuticos, con muelles, kioskos, restaurantes y tiendas. Sus aguas tranquilas hacen de esta playa un lugar ideal para los nadadores y buceadores. Un paseo a lo largo de la costa, bien sea al amanecer o al atardecer, es imprescindible para el ejercicio y la reflexión silenciosa, viendo la puesta de sol de color naranja o disfrutando de la luz de las velas comiendo descalzo en la playa, este, puede ser uno de los finales perfectos para un día relajado de sol y mar.