Con dedicatoria

Con la vista velada e imprecisa a penas si reconozco mi camino
árboles y arbustos, postes y palomos
me gusta no ver con claridad, me gusta mezclar fantasía con realidad.
A veces, eso duele menos.

Por el desconsuelo que traigo arrastrando así es como me gusta andar, a ciegas oscilando en la acera.

Con pasos certeros y vista dudosa, se fortalecen los oídos,
sonidos limpios y mente abierta.

Ahí entre vistas y visiones le veo, y se nos eriza el pelo a los dos,
sin más, con desdén y algo de desprecio grito con enfado:

¡Eres un gato!
Magaly 02/10
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.