Disfruta mientras puedas

Disfruta mientras puedas tu promiscuidad querida mía, vive cada segundo entre tus 15 y 30 años de vida, pues es en este periodo en el que todos te darán la razón simplemente por tu belleza y vaga disposición a ofrecer sexo a quienes de vez en cuando te apoyen, si dices que por ser promiscua eres ‘independiente, diferente, auténtica y valiente’ todos te lo van a aplaudir ante la luz pública pero en privado sólo te verán como una puta de la qué aprovecharse. Te harán creer que tienes de todo para comerte al mundo pero en realidad sólo tienes una bonita cara, un par de tetas y dos lindas nalgas ¿qué más puedes pedir no?, suena a que es todo y quizás en esos atributos tengas toda la ventaja que necesites pero será mejor que la sepas aprovechar, aunque lo más probable es que te duermas en los laureles de creer que eres especial y cuando te des cuenta del vacío de tu existencia ya será demasiado tarde.

Cuando tus pechos se hayan caído, tus nalgas desaparecido y tu cara haya envejecido estarás sola y desarmada en un mundo construido por el interés y el egoísmo, en ese momento te darás cuenta de lo que la gente en tus años dorados realmente pensaba de ti, que fuiste, eres y serás por siempre una puta superficial, una muñeca de burlesque, al igual que muchas anteriores a ti. Te quedarás dormida hasta caer por la catarata de la vejez, perdiendo así tu único talento, el cual ganaste sin mover ni un dedo, es como dicen, lo que fácil llega, fácil se va.

En este punto estarás sola, sin atención ni talento, viendo cómo adoran a diosas sensuales más jóvenes, lo que se traduce en la pérdida de tus tan apreciados dotes de aceptación y estatus social, tu peor pesadilla… la soledad, sellada y confirmada por una reputación que ningún hombre aceptará en sus candidatas para una pareja decente, es por ello que yo sufriré hoy pero tú sufrirás mañana y siempre al perder esa comodidad social que tanto disfrutabas, tu propósito de vida, sin poder hacer nada al respecto. Me despido de ti con una sonrisa, pues no hay mejor sensación que el hecho de sentirme libre gracias a esos atributos sociales que aprendí a no necesitar además de adjudicarle a las mujeres un valor recreativo y no uno idealista como a ti te hubiese gustado, mi sonrisa se hace más grande cuando te veo aproximarte a las cataratas de la vejez sin hacer nada para sobrevivir luego de la caída, muere, muere querida mía como dijeron los Misfits, pues el infierno en la tierra será tuyo, no mío.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.