Un México Sin Telcel

Como nos ayudara la Reforma a terminar con el monopolio

Con la aprobación de la Reforma a la Ley de Telecomunicaciones, los mexicanos estamos ansiosos de la llegada de las OMV(Operador Móvil Virtual o MVNO por sus siglas en inglés) y la competitividad que estas pueden generar en el mercado, esperanzados a que, finalmente, la telefonía celular en México se transforme en una “commodity”; hoy en día sigue siendo un lujo, ya que desde la introducción del llamado “el que llama paga” (Calling Party Pays o CPP)-formalmente en el año 1999-, como reemplazo del “el móvil paga” (Mobile Party Pays o MPP), estuvimos destinados a la situación actual: es imposible para el mexicano promedio poder gozar de comunicación libre a cualquier teléfono.

La alternativa del CPP, sistema que ayudó a desatar un explosivo crecimiento en el número de líneas en México (de alrededor de 10 millones en 1999 a más de 100 millones actualmente)(1), es el llamado Bill and Keep(B&K), que propone anular el costo de interconexión (Mobile Termination Rate o MTR) entre distintas compañías. Esta mecánica es la que se usa actualmente en la telefonía fija en México, y que se pretende aplicar en la telefonía celular de acuerdo la Reforma a la Ley de Telecomunicaciones(2), ya que un sistema B&K significaría que no habría costo por minuto entre llamadas de un fijo a un móvil, o un móvil a un móvil, puesto que las llamadas a/o entre teléfonos fijos no tendría costo alguno para los carriers, sino sólo una casi nula tarifa al realizar la conexión (para el año de 2014 es de 1.00 a 2.00 centavos en telefonía fija), es decir, igual que en una llamada de un teléfono fijo a otro. Básicamente, se trata de llamadas ilimitadas para todos.

Uno de los principales obstáculos hoy en día para que una compañía pueda competir con Telcel, es este costo de interconexión/MTR. Afortunadamente, gracias a la reforma, aquella compañía declarada “preponderate” estará obligada a rescindir de este ingreso, i.e. no puede cobrar interconexión a nadie. Esto pretende eliminar por completo la ventaja que tiene una compañía con 73 millones de lineas sobre una pequeña.

Ahora bien, si todos tenemos llamadas ilimitadas, los carriers tendrían que competir en otros aspectos que no estuvieran basados en la cantidad de minutos, si no en la cantidad de datos; cobertura 4G; atención; paquetes familiares, etc. Esta es justamente la situación actual de la telefonía celular en países como Estados Unidos y Canadá, que es un modelo a seguir para el resto de la OECD, debido a su prácticamente nulo MTR(3).

El principal enemigo de un sistema CPP de costo razonable (como aquel en donde se cobra lo correspondiente a lo de una línea fija) es un monopolio que acapare la mayoría de las líneas en el país. Dada esta situación, es claro que dicho carrier buscaría mantener los más altos costos de interconexión y, así mismo, las compañías pequeñas jamás podrían ser competitivas, ya que sus costos totales serían mucho mayores. Esta es la realidad de la telefonía celular en México, y también la principal ventaja que otorga a nuestro país la Reforma: quitarle a mano forzada estos ingresos a Telcel.

Cuando “el que llama paga” entró en vigor en 1999, la tarifa de interconexión era de 2.50 pesos mexicanos por minuto, siendo Telcel la compañía propietaria de la mayor infraestructura celular en México; esto representó un enorme ingreso mensual, ya que por ejemplo, hoy en día cuenta con 73.3 millones de usuarios(4), quienes hablan en promedio 100 minutos mensuales(5). En este caso, no es difícil imaginarse la magnitud del ingreso por interconexión.

15 años ha estado México en este modelo comunicativo, en donde los demás carriers no tuvieron más remedio que jugar en la cancha de Telcel; larga batalla perdida en contra de un gigante imbatible. Un carrier como Iusacell, con 7 millones de usuarios en la actualidad(4), no puede competir contra uno como Telcel porque el 70%+ de las llamadas salientes de un Iusacell se hacen a Telcel, y viceversa sólo el 7%. Es decir, Telcel tiene muchísimo menor costo operativo y termina pagando mucho menos interconexión, ya que la gran mayoría de los usuarios en México están dentro de su red.

El mercado nunca va a cambiar hasta que nos deshagamos de esta limitante, propiciando que todos puedan hablar con todos sin costo alguno(inter-carrier). La razón por la cual esto no ha sucedido es porque Telcel argumenta que si no se recibe una tarifa de interconexión, entonces ¿cómo se podría financiar el desplazamiento inicial de la infraestructura celular? Sin embargo, eso fue hace 20 años, y actualmente la inversión en México en materia de telefonía celular es la segunda más baja en la OCDE, con un promedio de 42 USD per cápita(6).

¿Qué pasaría entonces en un mercado realmente competitivo? Si las compañías tienen una base de suscriptores más o menos similar, sería mucho más tedioso cobrar la interconexión que simplemente rescindirla. Es así como nace el llamado Bill and Keep: ¿qué caso tendría cobrar a la competencia las tarifas de interconexión, si termina prácticamente equilibrada la balanza de cobros y pagos?


Ejemplo de éxito en México

El único carrier que realmente le pudo competir a Telcel todo este tiempo fue Nextel México, quien, siendo el único operador totalmente pospago, tenía la capacidad de rescindir el ingreso que genera el “044”, ofreciendo a todos sus clientes una línea “local” con posibilidad de incluir “Llamadas Entrantes Gratis” por un pequeño costo adicional. Además, ofrecía planes con llamadas totalmente ilimitadas a todos los teléfonos fijos de México, Estados Unidos y Canadá.

Así, la principal estrategia que implementó Nextel México fue separarse del resto del mercado de telefonía celular: en lugar de ofrecer minutos a otras compañías, ofrecía minutos locales que no generaban, relativamente, costos de interconexión. Además, al funcionar con el protocolo iDEN(Radio Push To Talk), no necesitaba conectarse con los demás carriers de México. La experiencia de Nextel era totalmente hermética, puesto que no necesitaba pagar -ni que le pagaran- interconexiones, ofreciendo el mejor servicio a sus clientes con el menor costo operativo.

Cabe resaltar que Nextel México fue extremadamente exitoso antes del boom de los smartphones, el 3G y el alto uso de datos. Nextel ha mantenido, durante toda su historia en México, el más alto ARPU (Ingreso Promedio por Usuario o Average Revenue Per User por sus siglas en inglés), siendo este al 3Q13 de 426 pesos mexicanos contra, por ejemplo, el de Movistar de 84 pesos(7), quien tiene 5+ veces más usuarios, pero que ha competido totalmente dentro del ecosistema de Telcel.

El triunfo de Nextel fue identificar un nicho de mercado en donde no había que hacerle frente, al menos directamente, al gigante de America Móvil; así como jugar en esa cancha más pequeña y muchísimo más rentable: espacio idílico en donde no hay que pagarle a nadie; se puede exigir un plan de renta a todos; y se puede ofrecer comunicación ilimitada, algo totalmente inaudito en aquel entonces.

Hoy, el fracaso de Nextel es inevitable: es un hecho que el Push To Talk se enfrentaba a su fin con la llegada de los datos y los smartphones, que posibilitaban mayor y mejor comunicación a nivel global, y no sólo a un pequeño núcleo de usuarios en unos cuantos países. Nextel no se preparó para esta situación, y hoy en día está a punto de desaparecer. Sin embargo, gozó de más de una década de exorbitantes utilidades y poca inversión. El ciclo de vida de Nextel ha llegado a su fin: vino, identificó un nicho, lo explotó, abusó lo más que pudo de sus usuarios, y finalmente se va.


Solución a la preponderancia

A partir de Septiembre de 2014, será posible pelear contra las grandes telefónicas de México sin competir en su propia cancha, como en aquellos días del iDEN, ya que con el lanzamiento de iOS 8, llega el soporte de UMA a iPhone. UMA(Unlicensed Mobile Access) es un protocolo VOIP ya utilizado por carriers como T-Mobile en Estados Unidos(8) (aunque hoy en día limitado a smartphones Android), con el que se ofrece al usuario llamadas y mensajes ilimitados totalmente gratis, siempre y cuando éste se encuentre en cobertura de alguna red Wi-Fi, y al mismo tiempo se logra disminuir la carga en las antenas del carrier.

Además, ahora en adelante será gratuito hablar a las 73 millones de líneas de Telcel, lo que permitirá que carriers de la competencia ofrezcan muchísimos más minutos, ya que la gran mayoría de las llamadas terminan en la red de Telcel, mismas que ya no tendrán costo. Al sumar las llamadas a líneas fijas y los usuarios de la misma compañía, obtenemos un porcentaje considerable; y no sólo esto, sino que también aplica ya la tarifa de 20 centavos a otros móviles y 1 centavo a líneas fijas. Se trata de un cambio tan radical, que ya respondieron carriers como Nextel, ofreciendo 6000 minutos y 6GB por $600 al mes en pospago(9) (antes en este mismo plan ofrecían 100 minutos); y Unefon que ofrece llamadas ilimitadas a todo México por sólo $300 al mes en prepago(antes de la reforma el único plan de llamadas ilimitadas costaba $999 mensuales con Iusacell).

¿Cómo funciona UMA?

Cuando un usuario se encuentra en una red Wi-Fi, el protocolo deshabilita completamente el radio GSM de un equipo, y se conecta -a través de internet-directamente a los servidores del carrier, rompiendo así el enlace tradicional equipo-torre-servidor. El principal reto de un carrier es entonces contar con la infraestructura adecuada para atender a sus usuarios, i.e. las antenas. Si no hay suficientes antenas, o éstas no tienen suficiente capacidad, se obtiene una mala experiencia. De igual manera, al incrementar la cobertura y la capacidad, los costos se vuelven exponenciales. Es una inversión exorbitante el tapizar a todo México de cobertura, razón por la cual los OMV’s son tan prometedores en México: le permiten a empresas más pequeñas competir sin necesidad de desplegar su propia red(e.g. Virgin Mobile).

Beneficios de UMA para la OMV

  • No hay necesidad de alquilar infraestructura;
  • No hay costos operativos en cuanto a mantenimiento de redes ni antenas;
  • Se puede ofrecer comunicación ilimitada (incluyendo línea local) a cambio de una renta mensual baja;
  • Ninguna telefónica convencional puede -ni querrá- competir con esta oferta.

Una OMV no necesita rentar mucha infraestructura de un carrier convencional(e.g. Telcel, Movistar), sino que puede directamente enlazar las llamadas y mensajes desde una red interna, a la cual el usuario se conectaría a través del internet de su casa o trabajo, en vez de una antena de Telcel o Movistar. Al tener un extremadamente bajo costo operativo, puede realmente competir en precio y paquetes contra las grandes, porque si Telcel o Movistar necesitan soportar 70 o 20 millones de usuarios en sus antenas, los usuarios de UMA sólo estarían utilizando la infraestructura que ya tienen en su propia casa u oficina.

Beneficios para el usuario

  • Número telefónico de línea “local” con llamadas entrantes ilimitadas, sin costo ni límite de tiempo para cualquier teléfono fijo en México.
  • Llamadas salientes ilimitadas a todos los teléfonos fijos de México -incluyendo los del mismo OMV-, y todos los teléfonos fijos y celulares de Estados Unidos y Canadá, por el bajo costo del MTR.
  • Bolsa de minutos, mensajes y MB para cuando no estemos en Wi-Fi, variando por paquete ($200,$300,$400 mensuales todas incluyendo el UMA).
  • Roaming internacional gratuito, incluyendo el paquete de llamadas ilimitadas, siempre y cuando estemos en cobertura Wi-Fi.

¿Por qué le interesaría esta propuesta a un OMV?

En palabras de Cecilia Vega, actual CEO de Virgin Mobile México: “No somos un operador tradicional, queremos una propuesta de valor diferente y ojalá el mercado sepa leer esta oferta de valor diferente, será nuestra chamba hacerlo”. La idea de un OMV es cambiar el paradigma, es ofrecer un servicio diferente, a una clientela diferente.

Sin embargo, habría que hacer notar que cobrar 2.00 pesos mexicanos el minuto no es ningún cambio de paradigma, el verdadero cambio sería saltar completamente las redes convencionales, darle la vuelta a las antenas.

Sólo así se podrá combatir frente a frente contra compañías como Telcel.

Cambio de paradigma

Los usuarios de este OMV-UMA comenzarán una reacción en cadena, en donde ya todo México exige un mercado competitivo, con llamadas sin costo ni limite.

La noción anticuada en donde se necesita un cable conectado a otro para hacer una llamada telefónica por fin desaparecerá, y podremos realmente gozar de la increíble red mundial que ya tenemos en nuestras casas y oficinas: el internet. Conforme desaparezca el “044” y el límite de minutos en los planes tarifarios, se desatará la competencia entre los carriers por el servicio, la calidad y la atención, cosas que jamás han sido prioridad para las telefónicas en México.

Viendo al futuro

¿Qué sigue después de UMA? Las llamadas analógicas son ya una reliquia de una era distante, con la explosión de servicios VOIP como Skype, FaceTime y Viber; sólo era cuestión de tiempo el que los carriers comenzaran a rutear sus llamadas por canales VOIP. Una llamada análoga tiene una transmisión de 1.3 kilobytes por segundo, y en México tenemos ya un 4G capaz de transmitir 20,000 kilobytes por segundo directamente al usuario. Es decir, con una sola conexión a LTE, se podrían transmitir 15,000+ llamadas convencionales simultáneamente. Ya no existirá una conexión “análoga” entre un usuario y otro, todo será totalmente por software a través de una conexión de datos.

Este protocolo ya existe y se llama VoLTE (Voice over LTE), y permite a un carrier rutear las llamadas “telefónicas” de un equipo a otro totalmente por VOIP, sin necesidad de que el usuario haga nada. Siempre y cuando tengas una conexión a internet, ya sea via Wi-Fi o 4G, tus llamadas jamás volverán a tocar las redes de Telmex o Telcel, todo será a través del internet, en donde no hay distancias, ni limites: todo es gratuito e ilimitado, a nivel mundial.

¿Increíble, no?


Fuentes:

  1. Abel Hibert S.,”El que llama paga: distorsiones en el mercado de las telecomunicaciones”, http://www.abelhibert.org/clases/elquellamapaga.pdf, marzo de 2013.
  2. Reforma a la Ley de Telecomunicaciones, http://www.presidencia.gob.mx/wp-content/uploads/2014/03/INICIATIVA-LEY-CONVERGENTE.pdf, pp. 24 y 26.
  3. OECD Communications Outlook 2013, http://www.swisscom.ch/content/dam/swisscom/de/ghq/media/documents/OECE_Communications_Outlook_2013.pdf.dl.res/OECE_Communications_Outlook_2013.pdf, p. 53
  4. Ernesto Piedras y Radámes Camargo, “Corte de Caja de Líneas Móviles al 1Q14" para The Competitive Intelligence Unit, http://the-ciu.net/nwsltr/258_1Distro.html
  5. OECD Communications Outlook 2013, p. 88
  6. Ibid., p. 73
  7. Ernesto Piedras y Diana Fernández del Campo para The Competitive Intelligence Unit, “ARPU Móvil en3Q13", http://the-ciu.net/nwsltr/196_1Distro.html
  8. T-Mobile Wi-Fi Calling, http://support.t-mobile.com/community/coverage/wifi-calling
  9. Planes Conexión, Nextel de México, http://www.nextel.com.mx/planes-tarifarios.html
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Aldo Cárdenas Gracia’s story.