​Os jogos da Fome(Los juegos del hambre)

“Lo mejor que tienen los sueños es que se pueden hacer realidad” Barón Pierre de Coubertain (Padre de los Juegos Olímpicos modernos).

Los aficionados al deporte esperamos con verdadera ansia la llegada de los juegos olímpicos, es el momento de ver la grandeza del ser humano “Citius, altius, fortius” (Más rápido, más alto, más fuerte). Me gusta reunirme con mis seres queridos a ver a los mejores exponentes del mundo medirse uno contra el otro en igualdad de circunstancias. Con la edad se vuelve cada vez más complicado y angustiante organizar una carnita asada con los amigos para ver las diferentes competencias, porque se van cayendo los convocados, cercana la hora surgen imprevistos que impiden armarla en grande, no falta el amigo que lo tiene suspendido la novia de este tipo de eventos por tiempo indefinido, otro que se le fueron las cosas de las manos la noche anterior y está lesionado, los que la familia e hijos los obligaron a retirarse de manera temprana. Es difícil contar con plantel completo hoy en día.

Siempre he pensado que no es bueno forzar los planes, si las cosas no salen desde un inicio, es mejor dejarlo de lado. Quizá este pensamiento esté pasando por la mente de los organizadores de Río 2016, los brasileños están como salmones, nadando #Río arriba para desovar el evento.​

Noticias como el derrumbe de una ciclovía que había sido fabricada sobre el mar brasileño, para los próximos juegos donde hubo al menos dos fallecidos y algunos desaparecidos, la severa crisis financiera en la organización del evento ha orillado a que las obras del Maracaná hayan reducido al 75% a su plantilla, mientras que en Olímpico de Río hayan cortes a los servicios de luz y agua. La muerte de un jaguar del Amazonas llamado Ginga, asesinado en la ciudad de Manaus a 44 días del inicio de los juegos, al escaparse de sus cuidadores después haber participado en una ceremonia con la antorcha Olímpica. Evento que resalto ya que desapruebo en su totalidad la enferma necesidad de mostrar poder y control al confinar, adiestrar y mostrar animales salvajes en eventos de este tipo.

No es tan difícil decirlo: Los juegos olímpicos de Rio 2016 pasarán a la historia por la serie de desgracias que han sucedido. Como un aficionado al deporte no espero que las cosas salgan mal, más bien espero ver increíbles hazañas deportivas. Sin embargo, es obligado hacer una reflexión ¿A costa de qué?

El juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff que precipitó su suspensión del cargo por 180 días. Brasil va recibir los Juegos Olímpicos 2016 sin su presidenta a cargo. Las circunstancias políticas y sociales menos propicias para recibir una justa de este tamaño. Sumando que las grandes figuras del deporte se están bajando del barco. Pau Gasol, ha levantado la voz de alarma respecto al virus Zika, explicando que “la situación tiene gravedad suficiente” como para que algunos deportistas se estén planteando acudir a los Juegos Olímpicos.

Anderson, un querido amigo brasileño, me platicó sobre el contraste y la incertidumbre con el que se vive esperando los juegos. “Los brasileños saben que por detrás del escenario de magia, emociones, y gloria se encuentra un sentimiento de decepción, tristeza y enojo. El duro peso de un país que sufre y lucha contra sí mismo para sobrevivir a graves dificultades, buscando curar sus heridas”.

Además de la crisis actual y siempre recurrente causada por la recesión económica y los problemas políticos que afectan al país, el brasileño sobrevive en medio de profundos problemas sociales, sanitarios, aumento del desempleo y otros problemas de infraestructura, pero siempre insiste en seguir adelante y seguir soñando. Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro le dan la oportunidad a Brasil de soñar en un país maravilloso, grande, igualitario y lleno alegría. Las cámaras del mundo llegan a Brasil, presentando una plataforma única para elevar las protestas. Los ciudadanos tendrán que escoger entre salir a las calles y pelear por mejores condiciones para soñar y volver a creer, o quedarse en casa y no hacer nada con la situación, estoy seguro que sabrán escoger bien.

Río 2016 ya nos ha dejado grandes aprendizajes, ahora solo confío que el lema de los Juegos Olímpicos se traduzca en más igualdad, más orden y más progreso, que el espíritu olímpico inspire al pueblo brasileño de todas las clases sociales a volver creer y regresar a ser una nación unida, feliz y solidaria. Espero en verdad que terminando el evento podamos decir que fueron los mejores Juegos Olímpicos de la historia.

Si tienen la fortuna de juntarse con la familia y amigos a ver a Phelps, a Bolt, o a los representantes nacionales como a Paola Espinoza y a Romel Pacheco, les dejamos una receta para disfrutar de las competencias.

Chili dog Olímpico

Ingredientes:

- Pan de hot dog.

- Salchichas de res o pavo.

- Carne molida 120 gramos.

- ¼ de cebolla blanca (picado fino).

- 1 diente de ajo (picado fino).

- ½ taza de salsa de tomate.

- 1 taza de frijoles enteros (ya cocidos).

- Media pieza de chile serrano (picado fino).

- Comino en polvo (1 pizca).

- Sal y pimienta (al gusto).

- 2 rebanadas de queso amarillo

- 2 cucharadas de chiles en vinagre (picado fino)

- 2 cucharadas de cebolla morada (picada fino)

- 3 cucharadas aceite de oliva.

Procedimiento:

1- Calentamos una sartén a fuego medio/alto, agregamos aceite de oliva, cebolla y ajo. Dejando dorar ligeramente. Subimos el fuego y agregamos la carne molida, la cual sazonamos con sal y pimienta. Removemos muy bien para separar la carne por completo y que se cocine por 5 min.

2- Agregamos chile picado, removemos y agregamos la salsa de tomate. Dejando cocer por 3 min.

3- Incorporamos los frijoles y el comino.

4- Bajamos el fuego al mínimo para que se concentren sabores por 5 min.

5- Rectificamos de sazón o picante al gusto. Reservamos esta mezcla para que repose un poco. (Si es de un día para otro quedara más sabrosa).

6- Calentamos la salchicha en agua o sartén y la disponemos en el pan. Agregamos la mezcla de chilli con carne por encima.

7- Disponemos el queso por encima y le damos 30 segundos al microondas.

Terminamos con cebolla y chiles en vinagre por encima, o jitomate en cubos.