El ranking de todas las películas del MCU (Primera Parte)

Antes del estreno de Captain America: Civil War, me pareció un buen momento para rankear (según mi propio criterio claro) las 12 películas del MCU.

Pero antes de que arranque esta llamada FASE 3 recordemos cómo inició el Universo Cinemático de Marvel Studios.

Construyendo el Universo

La idea del MCU (Marvel Cinematic Universe) fue concebida en 2004 por David Maisel y Kevin Feige en la recién re-nombrada división cinematográfica de Marvel Entertainment Group: Marvel Studios (antes Marvel Films). El objetivo era tratar de agrupar todas las propiedades que aún no habían sido utilizadas o que estaban repartidas en diferentes estudios y empezar a producir películas propias bajo el paraguas del conglomerado.

En 2006 después de una intensa lucha de derechos por sus personajes (especialmente con 20th Century Fox, New Line Cinema y Sony Pictures) y luego de varios arreglos financieros y alianzas estratégicas con diversos estudios (principalmente Paramount, Universal y Lionsgate) Marvel Studios al fin fue capaz de producir sus primeras películas y lanzar con éxito el MCU.

El inmediato éxito de la fórmula de Marvel Studios ha provocado una tendencia que otros estudios han tratado de emular pero sin conseguir los impresionantes resultados de la productora. El crecimiento del estudio fue tal que llamó la atención de The Walt Disney Company quienes a finales de 2009 compraron Marvel Entertainment Group para incorporarlo a su imperio de entretenimiento.

Esto detonó que el MCU se extendiera a la televisión. Primero en la tele abierta a través del canal ABC (también propiedad de Disney) y después a Netflix, el sistema de streaming, donde empezó a co-producir varias mini-series dirigidas a un público más adulto y que en sí mismas contienen un universo dentro del universo.

Pero a pesar del triunfo comercial y de audiencia, el éxito de Marvel Studios no ha llegado sin un costo. La lucha legal por los derechos de ciertas propiedades ha dejado a varios personajes como Dazzler, Power Pack, Ka-Zar o Namor, The Submariner en el infierno legal y sin la oportunidad de que algún estudio los pueda utilizar en el corto plazo.

La disputa por la distribución internacional de las películas, ha provocado que Hulk no pueda tener su película en solitario. La inapropiada representación de personajes como Blade o Ghost Rider han orillado al estudio a “congelar” estas propiedades hasta que el público olvide las “malas versiones” de otros estudios.

La expansión a la televisión resultó ser un arma de dos filos, si bien Marvel Studios pudo rebootear con éxito a personajes como Daredevil o Punisher a través de Netflix, no ha tenido el mismo impacto con la serie Agents of S.H.I.E.L.D. ni con la miniserie Agent Carter que no han podido encontrar la audiencia esperada.

En consecuencia el spin-off de AoS: Most Wanted y otros proyectos como Damage Control han sido puestos en hold por la cadena que no tiene la plena confianza de que nuevas series alcancen los ratings esperados y resulten en una mala inversión.

La más reciente víctima en la debacle de AoS son The Inhumans. Inicialmente la propiedad iba a ser parte importante de la tercera fase del MCU. Sin embargo, cuando personajes relacionados a la franquicia fueron introducidos en AoS sin conseguir el impacto esperado, Marvel Studios movió la fecha de estreno algunos lugares hacia atrás.

Posteriormente conforme el arco de la historia se desarrollaba más dentro de la serie pero aún sin conseguir un cambio de percepción en el público, el estudio retrocedió de nuevo la fecha de lanzamiento hasta que los Inhumans quedaron como el cierre de la fase 3.

El clavo final del ataúd lo puso Kevin Feige hace unos días cuando oficialmente anunció que The Inhumans no sólo están fuera de la tercera fase si no que por el momento el estudio no tiene una fecha de producción próxima.

Por lo pronto el futuro del MCU luce brillante y aún no se ve dónde el estudio pueda cometer una equivocación, porque hasta las propiedades donde tomará grandes riesgos como Doctor Strange se ven como apuestas sólidas y con altas probabilidades de éxito comercial.

Rankeando el Universo

Como en cualquier lista seguramente cada quién tendrá sus argumentos para validarla o desacreditarla, sólo les pido que si se toman la molestia de opinar al respecto, lo hagan con argumentos válidos, con respeto a las opiniones de los demás y sin clavarse en la textura.

12. Thor: The Dark World

La segunda entrega del dios del trueno es desarticulada y sin ángel. La historia es complicada, confusa y difícil de seguir, nunca sabes en realidad que está pasando.

En general, las películas de Marvel Studios tienen a los antagonistas más olvidables de la historia pero Malekith es el más desechable de todos.

Hay cero química entre Thor y Jane Foster y a diferencia de la primera parte, el humor se siente forzado y acartonado.

Lo que funciona de Thor: Dark World es lo que repite en la fórmula de la primera entrega; el scope monumental, las épicas batallas, ese approach casi-casi teatral de los actores y obviamente la relación entre Thor y Loki.

No es una mala película, simplemente es la más olvidable de todas las del MCU, sólo sirve de pretexto para presentar la piedra del Aether y al Collector, ni las tremendas de Kat Dennings pudieron salvarla.

11. Iron Man 2

Es la única película mala de Marvel Studios. A pesar de ser la articulación que hace posible el arranque del MCU la película es un maldito desastre.

Las partes donde Jon Favreau fue presionado por el estudio se notan demasiado y también son muy visibles los detalles y sub-plots que no tienen nada que ver con la historia pero que son el build-up de todo el MCU.

La historia es desconexa y el “tono” está por todas partes, No es que esté mal dirigida, ni que esté mal actuada, simplemente cada actor está en diferente nota y el resultado a veces es involuntariamente cómico.

En la tradición Marvel, los villanos principal y secundario son prescindibles y un ofensivo desperdicio de talento por los actores que los representaron.

Lo que funciona de Iron Man 2 es la introducción en el MCU de Natasha Romanoff / Black Widow, el cambio de Terrance Howard por Don Cheadle como James Rhodes y el desarrollo en la relación entre Tony Stark y Pepper Potts.

Ni todo el carisma de RDJ, ni las pompis de Scarlett Johansson logran evitar esta catástrofe.

10. Iron Man 3

El inicio de la Fase 2 del MCU fue tibio e inconsecuente, un total bajón después del orgasmo nerd del final de la Fase 1.

Después de los eventos de Avengers vemos a un Tony más humano, tratando de lidiar con lo sucedido e intentando regresar a una vida más “simple” y controlada.

El tono de la historia es menos épico y más personal y hubiera funcionado muy bien, el problema fue que… ¡esa no es la película que nos vendieron!. Todos fuimos al cine con expectativas muy distintas y nos sentimos muy decepcionados de lo que recibimos (por decir lo menos).

Los dos más grandes problemas de Iron Man 3 son el director y el villano.

Shane Black ya había dirigido a RDJ en Kiss Kiss Bang Bang, pero ni el género ni el presupuesto multimillonario fueron el fit adecuado para el director, ese feel de película indie que el estudio buscaba jamás prosperó.

El bait-and-switch del personaje de Ben Kingsley fue como una patada en los huevos para los fans, la “jugada sorpresa” le salió tan mal a Marvel que tuvieron que hacer el corto All Hail the King para “justificar” de alguna manera la afrenta a un villano tan importante como The Mandarin.

Al quitarlo de la ecuación nos dejaron con Aldrich Killian (otro villano del montón) y con el actor más sobrevaluado de la historia: Ben Kings… digo Trevor Slattery quien no sólo no representa una amenaza si no que ni a comic relief llega.

Lo que funciona de Iron Man 3, son Cheadle y Paltrow ya muy instalados en sus respectivos personajes, los efectos especiales que son espectaculares y por supuesto ¡RDJ mil y un veces! con puro carisma logra apenitas rescatar este naufragio.

9. Avengers: Age of Ultron

Desde que anunciaron Age of Ultron me pareció una mala idea, una desviación en el plan original para llegar a Thanos. Pero se veía tan increíble en los avances que todos tomamos del kool-aid de Marvel y al final pagamos caro el calentón.

La mayoría de la película es un set-up para la Fase 3 del MCU y tal como le pasó a Jon Favreau en Iron Man 2, el estudio le pasó encima a Joss Whedon y creó este Frankenstein de historias inconexas, easter eggs, fan service y actuaciones acartonadas que es A:AoU.

La segunda entrega de Avengers, es confusa, lenta y a ratos incluso aburrida. Hay demasiadas cosas pasando al mismo tiempo y ninguna parece relacionarse entre sí, tal vez más avanzada la fase 3 voltearemos y diremos: ¡Ah si a huevo! pero mientras te deja un sensación incómoda de insatisfacción.

Muy temprano en la película nos damos cuenta que Iron Man 3 pudo nunca existir y eso no afectó en nada la historia y continuidad del MCU, los eventos ni siquiera son mencionados o referenciados.

Pero quizás la peor falla de A:AoU es que no es divertida como la mayoría de las películas del MCU. El tono Nolanizado no funciona con las propiedades de Marvel, intenta ser súper seria y termina siendo medio emo. Uno está a la expectativa de la frase sarcástica, del remate chistoso pero tristemente nos quedamos esperando porque jamás llega.

Ultrón es un villano chafísima, personajes como Nick Fury, Rhodes (War Machine) y Wilson (Falcon) ni siquiera son invitados a los trancazos (convenientemente están “ocupados” en otras cosas más importantes), el desarrollo de los gemelos Maximoff es apresurado y sin sentido, los villanos Klaw y el Baron von Strucker están literalmente de relleno y la muerte de Pietro (spoiler alert!) es poco emotiva y no tiene ningún impacto como la del agente Coulson.

Lo que funciona de A:AoU, es cuando sigue la fórmula de su antecesora, la dinámica entre los personajes es increíble y las peleas son fantásticas y Vision (OMFG!) termina robándose el show.

A:AoU no es mala película pero seguramente es la menos divertida del MCU.

8. The Incredible Hulk

Como se estrenó el mismo año que Iron Man, fue distribuida por otro estudio y cambiaron de actor para Avengers, la gente común y silvestre generalmente no relaciona The Incredible Hulk con el MCU.

Pero al parecer con la aparición del General Ross en Captain America: Civil War más detalles de la película estarán oficialmente en canon y esta percepción irá desapareciendo poco a poco, ojalá revivan también a Liv Tyler como Betty Ross porque el MCU necesita más y mejores actrices de soporte.

Personalmente me encanta el Hulk de Edward Norton/Lou Ferrigno, pero lo que más me gusta de TIH es el tratamiento del francés Louis Leterrier del personaje y de la historia, es casi como una película de terror y el “monstruo” no sale hasta muy avanzada la cinta.

Norton se echa al hombro la película y la sostiene con pura actuación, a diferencia de la versión de Ang Lee, ésta no depende de la acción o de los efectos especiales.

Tim Roth como Emil Blonsky / Abomination nos entrega uno de los villanos más completos del MCU y Tim Blake Nelson como Samuel Sterns también nos deja pidiendo más, sobre todo con ese teaser de su transformación en The Leader.

A pesar del éxito en la crítica, es la película del MCU con la peor recepción y la que ha tenido la taquilla más baja. Aunado a esto, los problemas con el protagonista y otros miembros del reparto y la batalla legal con Universal Studios por la distribución de la película, han provocado que Marvel haya relegado la propiedad a un segundo lugar y todos los planes iniciales han sido olvidados para darles prioridad a otras franquicias más rentables y con menos problemas legales.

7. Thor

Thor probablemente es la película más marveliana del MCU. La adaptación casi shakesperiana del director Kenneth Branagh funcionó a la perfección y la acercó aún más al cómic original.

El tono exagerado del material de origen podía haber resultado en un película ridícula y sobrada pero Branagh supo matizar a sus personajes y nos regaló al mejor villano del MCU.

El Thor de Hemsworth es divertido, inocente y adorable. Pero definitivamente el Loki de Tom Hiddleston simplemente se roba la película.

Casi todo en Thor funciona, la aproximación teatral de los actores, el scope épico del vestuario y los escenarios, el desarrollo de personajes secundarios como el Dr. Erik Selvig y el Agente Phil Coulson (quienes tendrían una futura relevancia en el MCU), el cameo de Hawkeye, el comic relief de Kat Dennings y la incorporación de los elementos fantásticos al MCU son impecables, tal vez la única falla tangible es la ausencia de química entre el personaje de Jane Foster y Thor.

Pero ese detalle pasa casi a un segundo plano y se perdona cuando en la historia se integran magistralmente elementos como el Tesseract y muchas otras tramas argumentales que serían el fundamento histórico del futuro del MCU.

6. Captain America: The First Avenger

Joe Johnston logra una de las mejores adaptaciones cinematográficas de un cómic que se han hecho jamás.

Gracias a su experiencia en The Rocketeer, el director nos sumerge al Brooklyn de los años 40’s, lleno de elementos históricos reales pero con coloridos ecos y referencias a Dick Tracy y a Who Framed Roger Rabbit.

Este marco visual “de época” nos transporta a la Segunda Guerra Mundial, pero todos sus movimientos en la orilla de lo fantástico nos sitúa dentro de una novela pulp de aventuras.

Todos los personajes, desde el patriota soldado Steve Rogers, siguiendo con la bella agente Peggy Carter, los científicos Abraham Erskine y Howard Stark, hasta los soldados: el coronel Chester Phillips, el sargento Bucky Barnes y todos los miembros de los Howling Commandos son clichés vivientes, pero al no intentar modernizarlos o hacerlos más realistas, Johnston consigue convertirlos en personajes entrañables y divertidos que inmediatamente conectan con la audiencia.

Hugo Weaving como Johann Schmidt / Red Skull y Toby Jones como Arnim Zola son también unos villanos de fórmula pero que funcionan perfecto dentro de esta suspensión de la realidad. Lamentablemente al final padecen del mal que aqueja a casi todos los antagonistas de Marvel y terminan siendo desechables, desperdiciando su enorme potencial y el de los actores que los interpretan.

CA:TFA sienta las bases del universo expandido del MCU y está llena de detalles, easter eggs y guiños a los conocedores de cómics. La química entre el Cap y Peggy Carter funciona muy bien y el desarrollo de los personajes es tan efectivo que nos hace sentir la “muerte” de Bucky, el trágico final del romance con Peggy y el sacrificio final del Cap.

La historia pone la mesa para Avengers y redondea de manera brillante todo el tramaje argumental de la Fase 1.


Descubre aquí cual es el TOP 5 del ranking.

¿Te gustó la lista hasta ahora?, ¿se parece a la tuya?, ¿es un completo disparate? Comenta y comparte aquí o vía twitter en: @aldomeneses

¡Excelsior!.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.