Etapa tres: Rodéate de personas que te quieren y disfruta de los placeres de la vida

El título es más que obvio. Para seguir con el proceso de sanación, uno siempre necesita estar rodeado de las personas que te quieren y salir a disfrutar de las cosas más simples que nos da la vida, las cuales, no siempre apreciamos o vemos.

Una salida con amigos, una ida a bailar, una comida en familia o simplemente, una idea a algún café de manera individual a pensar, dibujar, leer o ver algo en netflix, el punto es darnos el tiempo de disfrutar de esas pequeñas cosas que quedan desapercibidas por el estrés de la vida diaria o el duelo de un corazón roto.

Barrio Antiguo

A veces nos centramos tanto en ese dolor de perder a alguien que no nos damos cuenta que el mundo es maravilloso, que con tan poco podemos hacer muchas cosas y que hay más belleza de la que pensamos.

Barrio Antiguo

No sé, estos últimos días me he dado cuenta de muchas cosas. Entre ellas que la persona que creía incapaz de burlarse de mi, lo hizo. Que a veces por más que queramos a alguien, el destino tiene algo diferente preparado para ti. Que por más que deseemos la amistad de alguien que significó mucho en nuestra vida, no siempre esa persona siente o quiere lo mismo que nosotros y es mejor dejarlo ir, por amor propio.

Y sobre todas las cosas, lo mejor que he aprendido hasta ahora, es que a todos se nos cae la vida de vez en cuando y ¡está bien! A veces es necesario para darnos cuenta cuántos pedacitos recogemos y cuántos dejamos tirados.

Ale Mg.