Mereces estar con alguien como tú

Hace unos días me puse a pensar sobre unas cosas de mi ex y es un tema que me sigue sacando temas de reflexión, no por el hecho de que siga sintiendo algo por él, sino que creo que estoy entendiendo el “por qué” de las cosas.

Hace unos días, Facebook me chismeó que esta personita se había ido de viaje y me dio gusto porque es una persona muy ocupada y le encanta viajar. Total, me di cuenta que realmente yo no encajaba en su estilo de vida, ¿les ha pasado?

Es una persona aventurera, que le encanta viajar a los lugares más peligrosos que se puedan imaginar o al menos así lo creo yo haha y yo soy totalmente lo opuesto. Él es descuidado y yo muy precavida, una mala combinación, supongo.

Antes de que dejáramos de hablar, me comentó una vez que en uno de sus viajes había conocido a unas chavas (que después se convirtieron sus amigas) y que básicamente eran él pero versión mujer.

Que les encantaba viajar, acampar, salir y todo eso, obviamente cuando las vuelva a ver, probablemente se irán de viaje todos o quizás se vaya solo con una, no lo sé, pero mi punto es ese, yo no era como él.

No encajaba en lo que él quería como “compañera”, al menos no por ahora. Tengo cosas que le pudieron gustar y le gustaron en su momento, pero su sentido aventurero y mochilero es tan grande en estos momentos, que necesita una pareja como él.

Tenemos visiones en común. Los dos queríamos casarnos, tener hijos, ser exitosos profesionalmente hablando, tener una estabilidad y todo eso pero el tiempo en que cada uno lo quería era diferente, y es algo que ahora entiendo y acepto.

Por eso merece estar con alguien como él y no con alguien como yo. Cada uno merece estar con alguien que comparta los mismos intereses, visiones y planes que uno tiene para poder congeniar y crecer tanto en lo personal como en pareja, ¿saben a lo qué me refiero?

Merece y necesita una pareja que tenga los mismos ideales de vida que él, que quiera viajar, aventurarse y hacer todas esas cosas extremas que le gustan y eso es algo que no le puedo ni podía dar.

Me da gusto verlo tan feliz y me da más alegría saber que está viviendo el tiempo que él quiere y tiene que vivir. Sin ataduras, sin compromisos, simplemente estar libre. Y de cierta forma, me da aun más gusto saber que de alguna forma, contribuí a esa felicidad al alejarme de él.

Ale Mg.