Gracias, gracias, gracias.

‪Estoy viviendo de esos momentos donde no te queda más que sentir inmensa gratitud y más gratitud. Desayunar mega exquisito, con quién quieres tanto y para colmo… ¡gratis! Gracias @Citibanamex con tus #PuntosPremia que me regalaron solo como “motivación” para no cancelar una de mis tarjetas de crédito. 12,000 puntos (1,200 pesos) de regalo solo por cambiar de opinión y no cancelar una tarjeta de crédito que ni uso ya.

El final de esa historia ha sido comer varias veces gratis en los lugares que más disfruto. ‬

Hay un encanto en saber aprovechar las oportunidades que, como regalos, te manda Dios de las maneras menos imaginadas.