Primeras impresiones de Cornerstone on Demand. Comparación con Moodle y Open edX

Nuevo trabajo, nuevo LMS. Me imagino que esto es el pan de cada día para los profesionales del sector e-learning. Hace poco he cambiado de trabajo y he pasado de Moodle y Open edX a Cornerstone on Demand.

Aquí van mis primeras impresiones. El haber dicho mis antiguos LMS era deliberado, ya que este artículo está sesgado y hace comparaciones en todo momento con esos otros LMS.

Antes de que sigas leyendo, ten en cuenta que Cornerstone on Demand no es exactamente un LMS. Más bien es una suerte de solución global para la gestión del empleado y, parte de ésta es una aplicación similar a un LMS para gestionar la formación del empleado.

Una vez aclarado que estamos en un ámbito corporativo, sigamos. Moodle y Open edX pueden ser usados tanto para finalidades más abiertas y relacionadas con la educación como para formación corporativa, pero Cornerstone se centra en esta última. Por ejemplo, las matriculaciones están basadas en el nivel jerárquico de las organizaciones (las divisiones) y se puede configurar de tal manera que el usuario sólo vea lo que su jefe inmediato apruebe. Además, tiene una función interesante llamada Exenciones, por la que un usuario puede solicitar una exención de tener que completar una formación por causas de fuerza mayor (baja por maternidad, cambio de departamento). Esta funcionalidad se hace necesaria en tanto que puede ocurrir que una formación se asigne obligatoriamente a una unidad organizacional por entero de la empresa, y con las Exenciones los usuarios tienen la opción de solicitar no hacerla. Mientras que Moodle y Open edX pueden usarse para la formación corporativa, hacer lo contrario en Cornerstone no resulta fácil: me resulta realmente difícil imaginar cómo usar Cornerstone para un contexto más tradicional de e-learning.

El enfoque de aprendizaje también es distinto. Basándome en lo que he podido ver hasta ahora, la figura del tutor en red no se contempla. La formación está pensada para ser consumida de manera individual, en modalidad a tu propio ritmo (self-paced), si bien se pueden aplicar restricciones en cuanto al tiempo en que la formación estaría disponible. Viniendo de un sitio tan entusiasta con el aprendizaje social y los tutores en red como es el INTEF, esto supuso un gran cambio, de ésos que requieren adaptar los esquemas.

Sí que tiene, en todo caso, un área social llamada Connect que funciona como una comunidad a modo de foro que incluye algunas características sociales. No obstante, no es directamente parte de un curso; se trata de un módulo separado de Cornerstone. Ya que no parece posible asociar un profesor con un curso, la necesidad ha creado un apaño: crear un evento en el que asociar al profesor con el curso para llevar un registro dentro del LMS. Esto se me antoja bastante raro y torpe si lo comparo con Moodle o con Open edX.

Soy incapaz de ver nada parecido a tareas en grupo. Mucho menos actividades de evaluación entre pares (P2P). Así pues, me figuro que la interacción social se reduce al módulo Connect (a foros). Desde mi punto de vista, esto es una gran desventaja de la plataforma y un gran retroceso en términos de la evolución de los LMS en general. Si quieres, puedes comprobarlo tú mismo haciendo clic en este enlace, que abre una web de Cornerstone en la que muestran sus funcionalidades colaborativas. Las imágenes muestran el módulo Connect (foros). Esto está bien, pero todo apunta a que es casi todo lo que vas a recibir de aprendizaje social, al menos a corto plazo. Además de esto, a través de las cohortes, los usuarios pueden comentar asíncronamente en un vídeo. Esta funcionalidad me recuerda al chat en directo de los Hangouts on Air, de YouTube, o a las cajas de chat de ChatWing.

No hay insignias digitales. Existen insignias gamificadas basadas en el rendimiento, como aquellas que podríamos encontrar en el todo poderoso Steam, pero no hay insignias digitales entendidas como credenciales alternativas, como las que gestionan plataformas como EducaLAB Insignias, Mozilla Backpack, Cred.ly, etc. Me atrevo a aventurar una explicación. Uno de los principales problemas de las insignias digitales (no gamificadas) es que aún carecen de reconocimiento completo por parte de empleadores e instituciones oficiales. Dado que Cornerstone se centra en la formación corporativa, ¿para qué iban a necesitar insignias digitales si los empleadores no están cómodos con ese tipo de acreditaciones? Si los empleadores deberían atender o no a las insignias digitales es un debate largo que debería cubrirse en artículo dedicado al tema.

Pero volviendo al tema de las insignias digitales, ambos Moodle y Open edX tienen funcionalidades incorporadas de emisión de insignias. Dado que son open source, nada impide a una institución desarrollar su propio módulo de emisión de insignias, como es el caso de INTEF, que ha desarrollado un módulo personalizado para emitir insignias desde su Open edX directamente a su mochila de insignias digitales, EducaLAB Insignias. Los módulos de insignias de tanto Moodle como de Open edX tienen la opción de comunicarse con Mozilla Backpack. Ninguna de estas funcionalidades está presente en Cornertsone.

Cornerstone no es ni gratis ni open source. Moodle lleva siendo gratis y de código abierto desde hace más de una década y Open edX liberó su código hace unos años y es igualmente gratis de descargar. No es el caso con Cornerstone, que funciona como un proveedor SaaS. Esto significa que el software no es tuyo. No te pertenece, no lo puedes modificar ni tampoco compartir. Sólo te pertenece en modalidad de alquiler y tienes que pagar por ello. No estoy diciendo que este modelo sea malo, sino que es distinto comparado con Moodle y Open edX. Creo que es importante señalarlo porque para según qué organizaciones podría ser un motivo para descartarlo.

He oído muchas veces decir que Moodle tiene miles de configuraciones que ajustar. Bueno, pues Moodle se me antoja ligero comparado con Cornerstone. Hay una cantidad ingente de parámetros. Esto en absoluto es malo, pero la simplicidad es algo a considerar al elegir un LMS. Cornerstone me parece torpe desde el punto de vista de un gestor de LMS. Algo tan básico como ver cómo un estudiante vería un curso requiere un montón de pequeños procesos en Cornerstone. Sin duda, es más fácil en Open edX y Moodle. La interfaz de usuario es, asimismo, aparatosa, una característica que comparte a veces con Moodle. Open edx es el más ligero de los tres en términos de ajustes e interfaz de usuario.

Cornerstone dispone de una función incorporada para gestionar la formción presencial (o formación con instructor, donde estudiante y profesor se ven las caras), conocida como eventos y sesiones. No hay nada parecido en Open edX que yo conozca. Imagino que un usuario experto se las arreglaría usando el calendario y la mensajería en Moodle.

Cornerstone es compatible con SCORM. Puede leer SCORM 1.2 and SCORM 2004 3rd Edition. Cornerstone añadió hace poco a sus informes personalizados — por cierto, de las mejores funcionalidades de Cornerstone — campos relacionados con SCORM. Tiene algunas características que ni Moodle ni Open edX tienen. A Open edX directamente SCORM no le interesa y, por lo que tengo entendido, Moodle nunca llegó a ser 100 % compatible con SCORM 2004 3rd Edition. Así que aquí Cornerstone llevaría ventaja (en términos de compatibilidad). En todo caso, Moodle es el único de estos 3 LMS que sé que puede leer (algunas) interacciones. Cornerstone explicita en las especificaciones de la API que las interacciones “son compatibles con la API de Cornerstone, pero sólo durante la sesión. Los valores no son registrados al LMS”. Y, bueno, el desarrollo oficial de Open edX está ocupado en otros asuntos pero, dado que es open source, existen inciativas como SCORM XBlock, un XBlock comercial creado por appsembler y que me ha llegado a través de Twitter, para integrar SCORM en Open edX.

Cornerstone viene de base con funcionalidades gamificadas. Un gestor de la plataforma puede configurar insignias que se disparen cuando los usuarios completen cursos o itinerarios formativos, además de disponer de paneles de clasificación de los mejores usuarios. Moodle y Open edX todavía carecen de funcionalidades por defecto de este tipo, pero ello no implica que no se pueda implementar gamificación.

De todos modos, siento que aún me queda mucho por ver de la plataforma. Iré editando este artículo si a fuerza de trabajar con la plataforma cambia mi visión. ¿Sabes de alguna funcionalidad relevante de Cornerstone que me he dejado? Escríbeme a @alejandroglezf.

Publicado originalmente en gonzalex.net.

Modificaciones: Descubrí problemas que impedían que los SCORM informaran correctamente. Cornerstone sí que reporta bien las variables de SCORM 2004 variables; he encontrado funcionalidades colaborativas a través de Programas y Cohortes; me presentaron un XBlock personalizado y comercial para integrar SCORM dentro de Open edX.