YouTube Red: ¿pagar para ver videos sin publicidad?

A partir del próximo 28 de octubre, estará disponible un nuevo servicio de YouTube para ver videos, su nombre es YouTube Red. Su precio mensual será de 10 dólares y sólo estará disponible en Estados Unidos.

Con este servicio YouTube promete dar el acceso a todo su contenido sin publicidad, con la posibilidad de descargarlo para verlo sin conexión. Además de estar integrado con un nuevo servicio para escuchar música online de la misma forma. YouTube Red también dará acceso a Gaming (el competidor de Twitch para la transmisión de partidas de videojuegos) y a YouTube Kids, la versión infantil del sitio de videos. De la misma manera que Netflix o HBO, Google (dueña de YouTube) apuesta a producir contenido propio como series y apelar al contenido generado por los usuarios (como los youtubers).

Con esta apuesta estratégica de Goolgle, busca entrar a disputar el creciente mercado audiovisual en Internet. Ya hace un par de años habían lanzando su dispositivo ChromeCast, que permite conectar un televisor con entrada HDMI a cualquier teléfono móvil, tablet o notebook. No se sabe como le irá en este terreno, no olvidemos su fracaso en intentar competirle a Facebook con Google+, pero no se puede negar que pisa fuerte.

La tendencia a cada vez mayor publicidad en Internet parece haber llegado para quedarse y convertirse en una pesadilla, día a día más molesta, en YouTube, Facebook, en los diarios o al escuchar música, a tal punto que puede convertirse en un límite en la insaciable búsqueda de ganancias de las empresas, por lo que buscan implementar servicios extras sin publicidad, pero eso si, pagando.

A su vez, la opción de descargar videos no será una panacea. YouTube, busca impedir que los mismos puedan ser intercambiados ilimitada y libremente, además de que tienen “fecha de vencimiento” después de la cual ya no se podrán reproducir, según explican en su sitio web.

Este proceso, se combina a su vez con los “avances” de la lucha contra la llamada piratería y en defensa de la llamada “propiedad intelectual” las grandes empresas dueñas de contenidos que buscan limitar y poner precio e incluso “caducidad” a la información digital. No está claro hasta que punto podrán lograr un control de la libre difusión e intercambio de la información digital, intentos de esto han sido los cierres de Megaupload, Cuevana o Grooveshark.

La llamada convergencia digital, es un proceso muy profundo en pleno desarrollo, por el cual distintos medios de comunicación tienen a estar concentrados en los medios digitales y accesibles por Internet (telefonía, televisión, juegos, música, diarios, etc) en el que entran en juego aspectos económicos, técnicos y políticos.

En esta convergencia, entran en disputa distintas ramas de la economía que se disputan el espacio publicitario, la disputa por la propiedad de los contenidos, por los servicios pagos, por la facturación de servicios desde otros países, etc. Donde las empresas norteamericanas buscan sacar ventajas a nivel internacional y a su vez tienen disputas entre ellas.

Google es una de las empresas por excelencia, que busca mostrarse como paladín de la libertad y la inclusión tecnológica. Cuestión muy alejada de la realidad, como lo explica Julian Assange en su libro ”Cuando Google encontró a Wikileaks” por su estrecha relación con las fuerzas armadas y el gobierno norteamericano.