Y el Messi-as ¿Dónde quedó? Cristiano goza su reinado… Así la doble cara de la moneda

El tiempo sigue su curso y los reconocimientos individuales no se detienen, año tras año la FIFA, UEFA o France Football anuncian la terna de candidatos a llevarse el premio al mejor jugador; esta vez toca hablar solo de Europa.

Se anunció a los finalistas donde claramente no hay sorpresas, otro año más en la oficina para Cristiano Ronaldo, Mohamed Salah es lo menos que puede recibir por su gran temporada con el Liverpool y Luka Modric tiene méritos por ser el corazón del Madrid y tener un extraordinario Mundial…pero ¿Y Messi?

El que para muchos es el mejor del mundo volvió a decepcionar y no aparece en el podio, con esta ya son tres veces. En 2014 fue opacado por el portugués, Manuel Neuer y Arjen Robben, después tocó 2016, estaba el mismo de siempre, Gareth Bale y Antoine Griezmann.

Las ocho veces que se ha entregado este premio CR7 ha estado siempre, no le ha fallado al futbol y menos a sí mismo, al argentino algo le pasa que ya no es como antes… tal vez es la edad, el equipo o falta de motivación.

¿Es hora de volver a pensar si nombramos el mejor al individuo correcto? Dejando de lado preferencias u opiniones propias, puedo asegurar que muchos han disfrutado el futbol de la Pulga, otros pocos la dedicación y profesionalismo del Bicho, pero ¿De qué sirve tener el talento si no se pule o se hace más fuerte? ¿Einstein se conformó con lo que sabía? No, fue por más hasta pasar a la historia como lo que es hoy.

Los dilemas estarán siempre, nunca viene de más replantearnos las cosas, en ocasiones sirven para reaccionar y no está mal, al contrario. Algunos tachan a Messi como el mejor futbolista, mientras que a Cristiano como el mejor atleta ¿No es lo mismo? ¿No se dedican a lo mismo?

Messi-as poco a poco empieza a desaparecer, fuera de la Liga no hace nada, la albiceleste le pesa y sí, da tristeza verlo pasar por eso, da tristeza verlo decaído con distintas reacciones y gestos, cuando eso es lo que debería hacer en la cancha, reaccionar y hacer lo que mejor sabe hacer. Es lo mismo a nivel europeo, le cuesta, desaparece cuando el panorama pinta feo.

El Comandante sabe responder, es cierto que igual desaparece –como en su debut con la Juventus- aunque cuando es el momento de la verdad no se esconde, busca las armas necesarias para lucir y convertir a sus compañeros en cracks, brilla y en ocasiones deja brillar.

Llegará el momento en el que ambos se irán, solo queda disfrutar. Este premio puede no significar mucho para la afición que está dolida, pero es una alerta para Lionel, debe hacer respetar su legado, tiene que poner manos a la obra para volver a donde debe, eso sí, sin menospreciar al resto de sus colegas. Dos Santos Aveiro seguirá como siempre, con su dedicación, esfuerzo y personalidad, esa que le provoca hambre de triunfo para ganar todo donde se pare.

En fin… las preguntas están ahí ¿Para ustedes quién es mejor? ¿Han tomado la decisión correcta? ¿Después de las nominaciones ya saben quién es el mejor? ¿El constante o el que es un espejismo? ¡No sé ustedes, pero yo se las dejo botando, hasta pronto!

Like what you read? Give Alejandro Miranda a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.