Apple y el maldito USB-C

Me encanta, me gusta y agradezco a Apple que decidieran poner el maldito USB-C en el Macbook Pro. Poco más de 24 horas llevo usando el nuevo portátil de Apple y aunque ya he tenido que acostumbrarme a tener varios cables nuevos o conectores para el USB-C admito que es una gran innovación.

¿Por qué me gusta el odiado USB-C?
Primero porque aunque tenga solo 4 puertos, en todos puedo conectar cualquier de los cables que tengo, vamos que me da igual en cual conectar el lector de tarjetas SD de la cámara, el cable para el iPhone o el cargador. Todos los puertos son iguales (vale algunos son un poco más rápidos) y todo permiten hacer múltiples cosas.

¿Pero no es un lío de adaptadores?
Si pero no. Al principio es lo mismo que cuando Apple cambió en el Macbook de 2008 (el blanquito) del conector de pantalla antiguo (ni recuerdo su nombre) al nuevo Thunderbolt que permitía tanto la conexión de discos duros como de pantallas. Pero una vez que tengo realizada la inversión en adaptadores no me parece tanto problema. Eso si, si compras lo de Apple te vas a arruinar ;)

¿Y tener que cambiar todos los adaptadores es innovador?
Para mi si, por desgracia la evolución en la tecnología es así, de golpe, dura y para los pioneros, no para los conformistas. Si esta industria fuera para los conformistas seguiríamos usando puertos paralelos en lugar de USB 3.0 y ahora USB-C. Es la forma de avanzar y la verdad es que estoy contento de aunque tenga un coste poder adaptarme a la tecnología más cómoda en el día a día.

¿Entonces te gusta el MacBook Pro?
Si, por ahora mucho, muchísimo. El rendimiento en las 13" de este MacBook Pro tengo la misma potencia que en ordenadores de 15" o sobremesa por un importe similar. Eso si, el peso reducido, la batería de larga duración y la excelente pantalla me hacen olvidar pronto, muy pronto lo que supone pasar de USB a USB-C todos mis cables y adaptadores.

Mañana os publicaré una revisión más completa del MacBook Pro pero será en video. Por ahora os dejo con una recomendación al 100% para este nuevo ordenador de Apple desde el que escribo ;)

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.