El dato que más preocupa a Pablo Iglesias

Parte del apoyo a Podemos era de espuma

El barómetro del CIS arroja un dato curioso: muchos españoles que se consideran de centro, o de centro izquierda, apoyan a Podemos. Pero no porque piensen que Podemos es un partido de centro izquierda. De hecho, la mayoría define al partido como una agrupación de izquierda radical. Apoyan al partido a pesar de su radicalismo. Como si dijeran: “Soy de centro pero prefiero apoyar a los radicales que al PSOE y el PP”.

Desde enero, fecha del barómetro, las cosas han cambiado. Podemos ahora atraviesa la peor crisis desde su fundación y Ciudadanos ha ascendido significativamente en algunos sondeos, robándole apoyos a Podemos, incluso entre los votantes de izquierda.

Una encuesta reciente revela que entre las personas que votaron por el PSOE en 2011 muchos han decidido abandonar a Podemos para apoyar a Ciudadanos. Y, previsiblemente, la perdida ha sido mayor entre los votantes que se consideran de centro y centro izquierda. Los que se consideran izquierda radical han seguido apoyando a Podemos.

¿Qué significa todo esto?

Parte del apoyo a Podemos era de espuma. Muchos apoyaban al partido pesar de no comulgar con sus ideas. Por el profundo desprecio que sienten por el PP y el PSOE.

Pero apenas apareció una opción moderada (Ciudadanos) decidieron echar a un lado a los radicales.

Ver también:

Por qué Podemos está en su peor hora

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.