Xx [Apologia a una Historia sin Final.] xX

Aprendí a sonreírle a la vida que olvide hace algún tiempo, a la forma de caminar del destino y las curvas del placer de recuerdo.

Aprendí a bañarme entre las sátiras de la vida que olvide vivir y del remordimiento de caminar descalzo por la perdición del horizonte existente, donde no era más que una vida vacía sin alma sonriente.

Aprendí a mirarte a lo lejos, a verte caer una y otra vez, suplicando el perdón para sanar las heridas que constantemente removían los temores ocultos de la felicidad, haciendo que tus lágrimas fueran la alucinación del alba cada amanecer.

Aprendí a escucharte, como un susurro inquietante, como la arrogancia que corta cada cartílago de contemplación, de Soledad, de frialdad propia de una vida acabada por las sonrisas que ya no existían.

Aprendí a describirte, a pensar en la mejor forma de verte en el reflejo de un espejo y burlarme de ti, porque del destino que me enseñaste a camine, solo quedaron las piedras que con orgullo hicieron sangrar mis pasos y la agonía insensate de calmar tu sonido en el eco de mi silencio, hizo que fuera una sonrisa despectiva a la forma en que me enseñaste a entender el mundo,

Aprendí a caminar descalzo, a llorar en silencio, a gritarle al vacío y a describirte muy lento, para decirte que hoy, luego de aquellos años en los que me viste crecer y te burlaste de mi, puedo sonreírle al destino y coquetearle a los sueños que gracias a ti, hoy por fin estoy viendo.

Aprendí a reconocerte, a saber quién eres, a moldearte entre mi impaciencia y a consumirte ente la ansiedad de mi calma. Así ahora, luego de la vida que he terminado de andar, podré comenzar a encontrar el paraíso que el infierno que he llevado me recompensará de felicidad eterna.

Gracias por presentarte en mi camino, aprendí lo necesario para romper las huellas que olvidaste en mi corazón!

Like what you read? Give Alejo Chaves Acevedo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.