Por qué borré mi cuenta de LoL estando en el top 7% de la región

Última captura realizada desde mi cuenta

Ya había caído la noche allá afuera, y en mi cabeza solo podía pensar en seguir escribiendo el próximo artículo.

Durante todo el bondi de regreso a casa había venido enmarcando y puliendo ideas en mi mente, los detalles técnicos sobre los que había escrito mientras el 101 seguía su recorrido.

Apenas llego, me encuentro en casa con una compañera que la conozco hace mucho, y a pesar de tener una relación bastante disfuncional con ella, siempre parecíamos volver a encontrarnos cada vez más seguido.

Como era ya habitual, con mucho entusiasmo se levantó de donde me esperaba y exclamó un ¡Viniste! ¡Comamos algo y juguemos al LoL!

Al escuchar esto, otra parte de mi cerebro me decía en un tono mucho más calmado y con aire de sabiduría: “Acordate de bajar todas las ideas que viniste pensando para lo que estabas escribiendo en Medium antes que se te pasen”.

“Mmm, el dilema eterno” pensé.

¿Elijo hacer algo que a la larga me llenaría más pero requiere cierto esfuerzo cognitivo?

¿O voy por la gratificación inmediata y más importante aún, evito el conflicto con ella de que quiero hacer más cosas que solo jugar al LoL?

La hago fácil esta vez, le digo que sí y me digo a mí mismo: “después de algunas partidas me pongo a seguir escribiendo”.

A lo largo de los años, mientras jugamos, encontramos mucha gente interesante. Algunos desconocidos nos agregaban a sus grupos y juntos ganábamos (y perdíamos) partidas al mismo tiempo que nos reíamos, aprendíamos más sobre el juego y escuchábamos música.

Esa noche, recordábamos como en primer año de la facultad una chica con la que cursábamos Análisis Matemático I nos regaló nuestra primera skin y de como maineamos Vayne por ese motivo.

Nos daba mucha ternura como varias parejas jugaban juntos al LoL y a veces se ponían hasta nombres que se complementaban.

Un ejemplo de una pareja jugando juntos al LoL utilizando nombres similares

Otra cosa que se nos venía a la mente es cuando conocimos a Tom y con el tiempo, ¡Resultó ser que él ingresó a nuestra misma facultad! Después de eso nos volvimos amigos pasándo la frontera virtual y nos seguimos viendo hasta el día de hoy.

-“¿Y qué me decís de cuando empezamos con Nico a jugar a las clasificatorias y tomabas una copa de vino antes de empezar a jugar como cábala?” Me dijo.

Una risa grande e involuntaria salió de mí.

-“Ah si… Las primeras partidas con Aniki”.

Cuando jugábamos con Aniki, inventamos nuestras propias cábalas, como los jugadores de fútbol (después de todo LoL también es un deporte, ¿No?), devorábamos cualquier información que encontramos en Internet en la previa a una partida y al momento jugar, recuerdo que mencionamos a un Yi que era nuestra primera vez en una clasificatoria. Y de cómo nos ayudó a mantenernos tranquilos y a decirnos que actuemos como si fuera una partida normal.

Habíamos terminado de jugar la tercer partida. Era todavía de noche pero ya habían pasado algunas horas y mi compañera estaba ya somnolienta.

-“Vamos a dormir” proclamó.

O creo que dijo eso, estaba bostezando tanto que no se le entendía mucho lo que decía.

Tengo que admitir que era muy tentadora la idea de acostarme, pero ¿Y las ideas que tenía que pasar en limpio para seguir con el artículo que venía queriendo escribir?

Como era ya costumbre, me dije a mi mismo “Nah, lo sigo mañana”.

No sé si fue la nostalgia que me provocaron los recuerdos de la chica que nos regaló la skin, de Tom, de Nico o por qué razón, pero empecé a imaginarme qué pasaría si seguiríamos con ese estilo de vida; de reemplazar las cosas que queríamos hacer por jugar al LoL, como solíamos hacer con ella.

Podríamos empezar a jugar más tiempo y subir de liga, si con el tiempo que jugábamos eramos Platino V, seguro si les dedicábamos metódicamente varias horas por día y algunas más los fines de semana, seguro llegaríamos a Diamante V, como Nico y Tom.

Además, Nico ya nos había propuesto entrar a un torneo y ahora que LoL tenía torneos universitarios, quizás podría entrar al equipo de la UTN si realmente nos esforzábamos.

League of Legends Worlds 2017 Grand Final con US$4,946,969 en premios

¡Y podríamos hacer streams! Es el sueño de muchos gamers, tener su propio canal en Twitch o Youtube y poder vivir de jugar.

Pará.

¿Y el resto de mi vida? ¿Mis amigos, los eventos en los que estoy involucrado y las otras cosas que también quiero perseguir? ¿Pasarían a segundo plano?

Qué fácil seria ser un gato. Se la pasan durmiendo, y no tienen dilemas existenciales. Aunque después de un tiempo me imagino que me aburriría bastante de dormir tanto y tener el mismo menú para cada comida del día.

Mejor no, no quiero ser un gato. Qué lindo es ser un humano.

No, no puedo sacrificar el resto de las cosas que quiero lograr por un juego. No importa qué tan sexy me suene la idea de ser streamer de LoL o participar de un torneo.

Que podamos hacerlo, no significa que debamos hacerlo.

Quizás tendría que dejar de jugar al LoL, así no me dejo convencer tan fácilmente por ella cuando quiere que juguemos y empiezo a priorizar otros proyectos más interesantes que tenemos en común y algunos otros que tengo por mi cuenta.

-“Quiero dejar de jugar al LoL” le dije buscando emanar seguridad en lo que decía.

-“Mmm… ¿Qué?” me respondió somnolienta.

Ya estaba casi dormida por lo que le reiteré la sentencia, esta vez con más confianza. También le comenté las razones por las qué deberíamos enfocarnos en otras cosas y de como esto que hacíamos no me iba a llenar como persona en el largo plazo.

Hubo un silencio incómodo durante varios minutos.

Cuando irrumpió la tensión, me comentó no le gustaba mucho la idea pero que era lo mejor para los dos, que podríamos hacer cosas muchas más interesantes juntos y que también está buenísimo apoyar a cada uno con sus propios proyectos personales.

Me sentí súper feliz de saber que al final podíamos dar un paso adelante juntos.

Pensamos en desinstalar League of Legends, pero sabíamos que eso no era suficiente. Cada vez que quisieramos jugar podríamos volver a instalarlo. Debería ser una medida más drástica.

Le comenté sobre la idea de “Quemando el barco” y la filosofía que estaba detrás y aunque algo reacia, aceptó aplicarlo a nuestro caso.

Quemando el barco

Fue una idea que se originó en 1519, en el año que Hernán Cortés puso rumbo a Veracruz, México con su tripulación. Cuando llegaron, Cortés y sus hombres se empezaron a cansarse fácilmente y a asustarse, con esperanza de retornar a sus casas y su vida antigua.

Y como cuenta la leyenda, Cortéz ordenó a sus hombres quemar sus barcos, dejando ninguna otra alternativa que seguir adelante. Su habilidad de volver a su estilo de vida anterior se desvaneció. La red de seguridad fue removida.

El quemado de esas naves representa más que la separación de sus estilos de vida anteriores. El mismo fuego que exterminó a las naves fue la misma que les permitió completar sus misiones y ser parte de algo más grandes que ellos mismos.

El adiós

Ahora nos tocaba a nosotros “quemar nuestro barco”, así que decidimos abrir un ticket de soporte.

Pero no sin antes dar las gracias a todes los que hicieron la experiencia de LoL más vívida. A muchas de ellas, amigos y desconocidos, les regalamos una skin.

Fue bastante gracioso ver la confusión en la gente que solo jugamos una partida, al recibir la skin me hablan por Discord preguntándonos quienes éramos. Cuando en realidad lo único que estabamos haciendo es retribuir su generosidad que tenían a nivel personas.

Los agentes de soporte de Riot Games fueron increíblemente amables. Eso sí, me llamó mucho la atención como tres representantes me preguntaron si estábamos seguros:

Por lo que en el último email redactamos una carta de adiós:

Y esta fue la respuesta:

Game over.

La primera vez que volvimos a tener un momento libre, se sintió raro. Estábamos tan acostumbrados a jugar al LoL que tuvimos que empezar a pensar alternativas, y como primera sugerencia de parte de ella vino Netflix.

Netflix

Pero volvemos a lo mismo. Si dejáramos el LoL por Netflix, sería dejar “entretenimiento, encontrarnos con amigos online y conocer nuevas personas y la posibilidad de crecer en el juego” por “solo entretenimiento”, era decaer en esta escalera de crecimiento que decidimos empezar a subir.

Por lo que también decidimos dar de baja Netflix.

No Netflix, no volvimos. Solo entramos para sacarte un screenshot

Secuelas

Al momento de escribir este artículo ha pasado más de un mes; la cuenta de LoL ya fue eliminada sin posibilidad de recuperarla, la suscripción de Netflix expiró y nuestras vidas son más simples y están mejor.

Particularmente porque considero que somos más conscientes.

Más conscientes de las decisiones que tomamos, de dónde invertimos nuestro tiempo, con quiénes queremos compartir nuestra existencia, qué proyectos queremos empezar, cuáles seguir y cuáles terminar.

Ya no tenemos herramientas tan poderosas de distracción, como el LoL o Netflix, que nos permite escapar del esfuerzo que llevan hacer todas esas cosas, y a largo plazo, es mejor así.

Calendario de vida

La siguiente imagen es de la Ted Talk de Tim Urban: En la mente de un procrastinador experto.

Cada caja representa una semana de vida de una persona de 90 años.

Teniendo en cuenta que muches de nosotres ya tenemos muchos años recorridos, la cantidad de cajas restantes no son tantas.

En nuestro caso, utilizamos varias de esas cajas en LoL.

El tiempo que utilizamos en LoL

Cuando podríamos estar conectando con otras personas de maneras mucho más personales, narrando historias junto a ellas y conociendo las historias de los demás.

Todos tenemos algo que nos hace interesantes, y está bueno exponerlo.

Pero más extraordinario resulta el descubrirlo en otras personas y hacérselos saber, de que ellas y ellos también son personas increíbles.

Prefiero utilizar las cajas con amigos y gente desconocida copada, haciendo eventos y dando aún más talleres y charlas. En viajes, creando cosas nuevas y mejorando otras existentes. Riendo, besando, cantando, bailando.

Haciendo cosas que me llenen y que me hagan feliz a mí. Le guste o no a mi compañera en todo este viaje, la comodidad.


Si también te interesa el crecimiento personal, me encantaría conocer tu historia. Estoy en Twitter e Instaram como @alekrumkamp.