Venezuela hecha novela.

El día 03 de Junio de 1992, se estrena en Radio Caracas Televisión (RCTV) la novela que llevo por nombre “Por estas calles” un éxito que inicio con un tradicional trama de amor y luego tuvo su desenlace relatando la realidad vivida por las calles de Venezuela, tanto de manera social como política.

La corrupción, el temor, la inseguridad, la tristesa así como el trabajo, la honestidad y el amor, eran parte de lo que envolvía esta novela en su contenido, atrapando en ella a cientos de venezolanos en los años 90, en donde esperaban ansiosos la llegada de un nuevo capitulo para identificarse una vez mas en la historia y los papeles que desempeñaban cada uno de sus personajes.

Por estas calles fue en la época en la que surgió, una herramienta que mas allá de entretener a la población, sirvió para que el venezolano pudiera desahogarse a través de ella, en un país en donde el deseo de libertad expresión predomina y se espera por la llegada de la justicia, narrando distintas historias entrelazadas, que de manera artística le daban un mensaje al espectador, dándole a conocer la verdadera vida mas allá de las riquezas, en donde la necesidad y el hambre le hacen compañía a su portador, hasta el punto de llevarlo a cometer delitos cegado por la necesidad de sobrevivir e incluso de cumplir un deber familiar de llevar el pan de cada día hasta su casa. Al igual que mostraba como aquellos que tienen mayor poder adquisitivo, abusaban de su autoridad para aprovecharse de la pobreza que los rodea, llenado así sus bolsillos y vaciando un poco mas sus frívolos corazones.

Tanto la justicia como la injusticia van de la mano con la novela, una combinación perfecta para darle a los televidentes mayor emoción hacia esta y de esta forma manteniéndolos conectados con su trama, ya que dejó de ser una novela común para representar con su nuevo objetivo a cada uno de los venezolanos, tanto ricos como pobres, relatando la situación de la misma Venezuela en la que vivían en esa época en cada uno de sus episodios y que aun años después se percibe en la Venezuela actual.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Alelé Nazareth’s story.