Memoria AMIA, emociona, impacta, ¿sirve?

Para el 22° aniversario del atentado a la AMIA, el más grande que sufrió la República Argentina en toda su historia, se llevó a cabo una megaproducción con 100 músicos que entonaron la canción “La Memoria”, compuesta por León Gieco.

Como pieza artística, se puede hablar de un trabajo impecable, que impacta, emociona, tiene largo alcance, y aunque sea por la mera identificación con los artistas -de todas las franjas etarias y estilos- el video clip alimenta a la memoria.

La fuente de inspiración de juntar artistas reconocidos con gran impacto, está en el proyecto USA for Africa en el que 45 músicos estadounidenses se reunieron para recaudar fondos en pos de combatir el hambre y las enfermedades en África, a través de la canción “We are the World”. Esos artistas fueron Mihcael Jackson, Harry Belafonte, Lionel Richie, Diana Ross, Kim Carnes, Ray Charles, Bob Dylan, Daryl Hall, LaToya Jackson, Billy Joel, Tina Turner, Cyndi Lauper, Huey Lewis and the News, Kenny Loggins, Bette Midler, John Oates, Kenny Rogers, Dionne Warwick, Paul Simon, entre otros.

Pero Memoria AMIA no fue la primera acción que se realizó en Argentina, haciéndose eco del éxito de “We are the World”, en este caso colaborando con las inundaciones en Chaco, el productor en 1985, el productor Mario Kaminsky originó “Argentina es nuestro hogar” con prestigiosos artistas como Sandro, Estela Raval, Palito Ortega, Valeria Lynch, Jairo, Sandra Mihanovich, Víctor Heredia, Juan Marcelo, María Martha Serra Lima, Sergio Denis, Juan Ramón, Cacho Castaña, Tormenta, Silvana Di Lorenzo, Manolo Galván, Fernando de Madariaga, Paz Martínez, Julia Zenko, César Isella, Orlando Netti, Argentino Luna, Leo Dan, Marilina Ross, Miguel Cantilo y el Trío San Javier, entre otros. Muchos de esos artistas estuvieron tanto en el primero y como en el reciente.

Entre los 100 dijeron presentes Sandra y Celeste, Jairo, Baglietto y Vitale, Patricia Sosa, Soledad, Lali Espósito, Miguel Cantilo, Bahiano, Julia Zenko, Paz Martínez, Rally Barrionuevo, Andrés Ciro Martínez, y más.

A diferencia de los trabajos hechos en “USA for Africa” y en “Argentina es nuestro hogar”, que tuvieron una canción ad hoc, en “Memoria AMIA” se recreó una canción compuesta y estrenada hace tiempo por León Gieco, que hace alusión al atentado a la mutual judía mezclado entre otras causas.

¿Sirve?

Sin memoria no hay justicia. Si no hay justicia, la memoria no sirvió para nada. Por eso los artistas que colaboraron con esta causa no se quedaron solo en la canción, sino que al final, alzaron su voz con un fuerte reclamo de justicia.

En el atentado a la AMIA murieron 85 personas y cientos fueron heridos. Aún está impune, por lo que no alcanza solo con lo que hacemos en el mientras tanto, ya que lo que nosotros vemos como estadística de impunidad, para los amigos, familiares y para nosotros mismos como sociedad, se trata de un día más de injusticia en que nos vamos a dormir con los asesinos sueltos, una injusticia que se acumula día tras día.

El abanico variopinto de artistas que se mostraron juntos, desde sus posiciones ideológicas, estilos y edades, también aporto un enorme granito de arena para cerrar una grieta que no termina de cicatrizar.

En los artistas que participaron del video se encuentran muchos coherentes que permanentemente se apuntan con las causas nobles, y otros que sorprendieron al aparecer. Por ejemplo, Horacio Fontova, quien enunció textos antiisraelíes y se declaró a favor del pacto con Irán. Si critico cuando me critican, tengo que valorar cuando me apoyan. Para una causa justa, es mejor sumar voces y no perpetuarlas en la vereda de enfrente. Por lo que es muy digna el aporte de todos los artistas que se sumaron a esta iniciativa. Ellos aportan su música, y no tuvieron complicidad por hacer su arte y apoyar a quienes quisieron, es su derecho, son bienvenidos, piensen lo que piensen. También confiamos en que no utilizarán esta participación para hacer una lavada de cara ante una postura futura.

Distinto es el caso de Teresa Parodi, una excelente compositora y cantante, a la que no se le puede atribuir antisemitismo alguno, pero que no se limitó a apoyar a uno u otro gobierno, ni siquiera a acciones específicas. Ella fue Ministra, o sea, miembro del gabinete, del gobierno que firmó el memorándum de entendimiento con Irán, el principal sospechoso de haber perpetrado el atentado a la AMIA. O sea, es como proponerle a Videla que integra la CONADEP para investigar sus propios crímenes. Y a ese acuerdo, con el estado negacionista de Irán, no se firmó nada más ni nada menos que el 27 de enero, Día Internacional del Holocausto. Ella no lo vio desde la tribuna.

Un capítulo aparte merecerán los artistas de renombre que no fueron convocados. Porque si a una canción la hacen una o dos personas, son selectos, pero si hay cien, sería interesante saber si alguno que se nos viene a la mente rechazaron su participación o directamente no los llamaron. Pero esta, es otra historia.

Lo cierto es que el trabajo realizado para este video clip es excelente, impecable tanto desde lo artístico como del mensaje de Memoria y Justicia. Por su calidad, es muy probable que gane premios en certámenes artísticos y publicitarios. Ese será un reconocimiento muy merecido, pero para los realizadores de la pieza. De nada sirve que la institución damnificada por el atentado lo muestre como un logro de gestión, porque el único premio válido a esta altura del partido, es que los asesinos estén entre rejas.

¡Qué haya justicia!