¿Y Ahora? Confesiones de una Ex NiNi

Las cinco situaciones que TODO NiNi pasó en su interminable búsqueda por encontrar trabajo después de su graduación.

Primera: Cuando te preguntan si estas de vacaciones, y tu ya no sabes si contestar que sí o que no tienes empleo.

La pregunta favorita de todo el mundo en cuanto se enteran de que te acabas de graduar es “¿y ya trabajas?, ¿Qué quieres hacer?”.

Domingo familiar, llega la típica tía que todos tenemos en distintas versiones y tamaños y frente a todos te pregunta que como van esas vacaciones forzadas, “forzadas” porque no tienes de otra mas que vacacionar o pretender que estas vacacionando mientras estás en tu cuarto viendo Netflix, porque ese tiempo en el que ni estudias ni trabajas no puede ser considerado una vacación porque en realidad no puedes descansar de hacer N-A-D-A, así que prefieres mantenerte callado o pretender que no escuchaste nada, porque muy dentro de ti ya estas cansado de explicar que por el momento no tienes trabajo.

Segunda: Me voy a dar un descanso, me lo merezco. ¡Claro! Todos se lo merecen, pero lo que no saben es que ahora que no tienen ni una responsabilidad en el mundo más que continuar respirando, porque ni son Godínez y tampoco estudiantes, con TRES días les basta para descansar, las siguientes tres semanas y media dedíquenlas a buscar un trabajo, créanme el mercado laboral es cada vez más difícil y competitivo, estos son tus años productivos, no los desperdicies (a menos que tengas la oportunidad de ir a viajar por el mundo, entonces no es desperdicio es aprendizaje integral), Netflix va a seguir por siempre allí en tu computadora, en tu Tablet ¡hasta en tu celular!, tus 20’s, tus 30’s y tus 40’s NO, sólo estan por un instante, en el que si te quedas dormido ya es muy tarde.

Tercera: Cuando todos tus conocidos están ocupados y tu quieres convivir

Tus amigos están trabajando, tu familia está trabajando, toda la sociedad se encuentra trabajando y tu quieres ir al cine, pero NiNi que se respeta no va sólo al cine, se acuesta en su cama y ve series en Netflix hasta que el reloj marque las 7 pm y puedas empezar a sonsacar a tus conocidos de que convivan contigo.

Cuarta: Ya quieres trabajar, no tienes mucha experiencia y no sabes por donde empezar a buscar empleo.

Dos palabras: Prácticas profesionales. Buscas la experiencia, ACEPTAS TODAS, nunca rechazas ninguna, y aprietas tus gastos para darte el lujo de compensar el salario bajo por el gran aprendizaje que sabes se puede ver reflejado en lo que puedes cobrar por tus servicios más adelante, así que lo haces, porque qué mejor que tener un Curriculum a un “Ridiculum” de media cuartilla. Papelito habla.

Cuando empiezas a trabajar como becario en alguna empresa lo más seguro es que una vez que estés graduado y tengas más libertades de tiempo y responsabilidades salgas con trabajo seguro. Pero si este no es tu caso entonces inscríbete a todas y a cada una de las bolsas de trabajo en México, páginas web como Indeed, computrabajo y occmundial son excelentes plataformas para buscar un primer empleo relacionado a tu carrera.

Quinta: Ya repartiste CV como si fueran volantes, ¿ahora qué?

EMPRENDES, creas tu propio negocio, o estudias, aprendes italiano, mandarín, o lo que gustes pero sigues aumentando tus capacidades, cursos y diplomados porque sabes que son esos cursos los que te van a ir destacando de entre los demás competidores de este enorme y confuso laberinto de opciones que es el buscar trabajo y saber que quieres hacer con el resto de tu vida.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.