Como Encontrar Tu Propósito

Como hombre, el enfoque de tu vida debe estar sobre un propósito primario si lo que quieres es llevar una vida con sentido, satisfacción, y entusiasmo.
 
Tu propósito de vida tiene que ser, después de tu salud, lo más importante. Las mujeres, el dinero (después de cubrir tus necesidades básicas), y el placer, a partir de hoy serán solo objetivos secundarios.
 
Esta meta de vida que te plantees no tiene que mantenerse fija durante toda tu existencia y puede cambiar a través de los años. Sin embargo, mientras tu objetivo principal actual te siga “llamando”, solamente enfócate en este.
 
Encuentra tu meta única, tu objetivo primordial, tu TODO.
 
Encuentra el propósito de tu vida…

Pasión o Propósito

Muchos personajes exitosos, comentan que para llegar a un nivel de éxito similar al suyo y disfrutar la vida al máximo tienes que seguir tu “pasión”.
 
¿Cómo encuentras tu pasión?
 
Tu no encuentras tu pasión, la pasión te encuentra a ti, y esta pasión no es algo que haces, sino algo a lo que aspiras.
 
Si tú decides dedicar tu vida a realizar una actividad porque “te gusta”, porque es “tu pasión”, es muy probable que tu pasión sea vea bastardizada.
 
Por ejemplo, mi “pasión” es tocar la guitarra y de vez en cuando componer música.
 
Mi propósito podría ser componer la mejor música rock que ha existido, más, sin embargo, es muy probable que sea necesario adaptar mis gustos y composiciones musicales a las del mercado.
 
¿Por qué sucede esto?
 
A la demás gente no le importa que es lo que tú quieres, solo lo que ellos quieren.
 
La demanda, el mercado, y la industria en la que te desenvuelvas, deciden lo que vende y lo que no, a ellos no les importa cual es “tu pasión”.
 
Además, no todos los días querrás hacerlo, porque lo haces únicamente porque te gusta, y no porque al hacerlo te encamines hacia un objetivo en específico.
 
Inclusive a mí me ha pasado que hay días en los que no quiere tocar la guitarra, simplemente porque no se me antoja, y para que hacerlo si no existe un objetivo detrás.
 
Al pensar sobre las actividades alas que dedicaras gran parte de tu vida, pregúntate el porqué.
 
Siempre comienza con el ¿porque?
 
¿Cuál es la razón de que quieras hacerlo? ¿Cuál es el propósito que se esconde detrás de lo que haces?
¿Hacia dónde te estas moviendo con cada día dedicado a hacer ese arte/oficio?
 
Tu “pasión” NO EXISTE.
 
Encuentra tu propósito de vida y tu pasión le seguirá.
 
Si tu pasatiempo que tanto te apasiona puede ser monetizado fácilmente, la cosa es diferente. Si no es así, sigue practicando tu pasión en tus tiempos libre, y dedica la mayor parte de tus esfuerzos en tu propósito.

Por qué necesitas un propósito

Los hombres nacimos para crear (innovar, mejorar, producir, iniciar, liderar, etc.).
 
Es gracias a los hombres, que la sociedad ha avanzado tan rápidamente en múltiples rubros.
 
Crecer es vivir, si no estás creciendo te estas muriendo.
 
No obstante, aunque tú propósito debería ser el enfoque de tu vida, pero al mismo tiempo, no deberías dejar que este objetivo te impidiera disfrutar del ahora, del momento presente, de tu vida actual.
 
¿Cómo puedes perseguir tu propósito, y al mismo tiempo, disfrutar del viaje?
 
Idealmente, tu propósito debe ser algo que no tenga una meta final, sino que sea un sistema. Tu propósito debe estar pensado para proveerte de algo con lo que trabajar toda tu vida (aunque este propósito cambie posteriormente).
 
Si tu propósito de vida es escribir un libro, por ejemplo. ¿Cuál será la razón de tu existencia una vez lo hayas terminado?
 
Tendrías que encontrar otra meta para basar tu vida en ella.
 
En cambio, si te propones algo que no tiene culminación (por lo menos en la duración de tu vida), y en lo que puedas trabajar todos los días (ej. ayudar a los hombres a desarrollar su potencial) sabrás que tendrás una razón para levantarte todas las mañanas de tu vida.

Como encontrar tu propósito

“Tú tienes tu camino. Yo tengo mi camino. En cuanto al camino derecho, el camino correcto, y el único camino, no existe”
 — Friedrich Nietzsche

NADIE puede definir tu propósito particular.

Tú eres el único que puede definir, planear, y alcanzar tu propósito de vida. Tú eres el único responsable de definir que es el éxito para ti, y una vez definido, perseguirlo implacablemente y sin excusas.
 
Tú puedes alcanzar TODO lo que te propongas, solamente necesitas seguir 3 pasos:

  • Visualizar y aceptar con determinación lo que quieres.
  • Realizar un plan paso a paso que se alinee con tus metas de vida.
  • Tomar acción MASIVA sobre el plan visualizado, casi como una obsesión.
  • Debes dejarte poseer por tus deseos y ejecutar audazmente lo que sea necesario para alcanzarlos.
     
    No culpes a nadie, no dependas de nadie, no aceptes tus propias excusas.
     
    Si no comienzas a actuar acorde a tu objetivo primario desde ahora, significa que REALMENTE no lo deseas lo suficiente, y es probable que tengas que replantearte este propósito.
     
    Si realmente es tu propósito no necesitaras ver videos de motivación para trabajar en el todos los días. La mera idea de seguir tu plan te levantara emocionado cada mañana.
     
    Pero ¿Cómo puedes encontrar tu propósito?
     
    La única manera de encontrar tu propósito es mediante simples, pero no por ello, fáciles de responder, preguntas.

¿Cuál es tu visión?

Si tuvieras todo el dinero y tiempo del mundo, ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida?
 
Imagina tu día perfecto desde que te levantas hasta que te vas a dormir, ¿en qué consistiría ese día?
 
¿Estarías de viaje, te saldrías con tus amigos, o tomarías una caminata por el parque?
 
¿Qué te gustaría tener, hacer, y con quién te gustaría compartirlo?

¿Qué legado quieres dejar?

¿Por qué cosa en específico te gustaría ser conocido?
 
¿Al momento de estar en tu ataúd, tras haber muerto, que te gustaría que se dijera de ti y que quisieras que se escribiera en tu tumba?
 
¿Qué es lo que quieres que cambie en el mundo que te rodea por el simple hecho de que pisaste este planeta?
 
¿Qué impacto quieres dejar en la sociedad?

 
Para la mayor parte de la gente, el propósito que más les satisface es aquel que es más grande que ellos mismos. Aquel que provee de valor a otras personas.
 
Piensa sobre ello, medítalo, escríbelo. Encuentra tu propósito…

Alinea lo que quieres con lo que tienes

Si decides convertirte en un emprendedor, será necesario que hagas y aprendas muchas cosas y desarrolles múltiples habilidades. Aun así, llegando el momento, te convendrá contratar personas que sean más buenas y disfruten más de realizar las tareas que tú no disfrutas tanto.
 
Por lo tanto, a menos de que pienses seguir el camino de un emprendedor, deberías alinear tu propósito con tus fortalezas, habilidades, e inclinaciones naturales.
 
En su libro “Maestría”, Robert Greene comenta que se necesitan por lo menos 10,000 horas para dominar una habilidad.
Estas 10,000 horas se traducen en aproximadamente 10 años si se practican 4 horas diarias del “arte” elegido.
 
La pregunta no es ¿Qué te gusta hacer?, de nuevo, no busques tu “pasión”.
 
Las preguntas que te tienes que hacer son:

  1. ¿En qué tipo de habilidades estas dispuesto a poner más de 10,000 de práctica?
  2. ¿En qué actividades siempre has sido mejor que la mayoría y sabes que puedes alcanzar niveles de excelencia?
  3. ¿Si tuvieras todo el dinero y tiempo del mundo, qué es lo que harías?
  4. ¿En qué tipo de actividades empleas tu tiempo “libre”?
  5. ¿Qué tipo de tareas harías aún y cuando nadie te pagará por realizarlas?
     
    El alinear tu propósito con lo que sabes hacer mejor es especialmente importante si estas siguiendo alguna profesión/carrera que dependa de habilidades específicas.
     
    ¿De qué sirve que quieras ser el mejor cirujano del planeta para salvar miles de vidas si te da miedo la sangre, odias los hospitales, y eres malísimo operando?
     
    La mayoría de las habilidades se pueden aprender y dominar, pero si puedes seleccionar en las que eres más fuerte y sientes más afinidad por hacer, te encontraras con un camino más fácil, disfrutable, y con mayores posibilidades de éxito hacia tu objetivo primario.
     
    La cuestión no es buscar que te “gusta hacer”, sino más bien, en que te consideras el mejor.
     
    A todos nos gusta hacer las cosas en las que somos los mejores.

Conclusiones

  • Tu propósito es el núcleo de tu vida, si no tienes uno encuéntralo tan pronto como te sea posible.
  • El vivir sin un propósito de vida puede provocarte depresión, encaminarte a la utilización de substancias toxicas (drogas/alcohol), y reduce tus posibilidades en la conquista de integrantes del sexo opuesto.
  • Busca tu propósito no tu “pasión”. Encuentra tu propósito y la pasión le seguirá.
  • Encamínate hacia el éxito alineando tu propósito con tus fortalezas, habilidades, e inclinaciones naturales.
  • Se el mejor. Conviértete en un maestro de tu arte.

Originalmente publicado en www.elhombresuperior.com.