Cual Es Tu Valor Social (VMS)

En esta ocasión hablaremos sobre como estimar tu valía dentro de la sociedad y los conceptos clave de los que deriva este cálculo.

Por más positivismo que le queramos aplicar al tema, no todos tenemos el mismo valor ante la sociedad, y no me refiero al valor particular de cada persona (recuerda que según varios políticos y religiones todos somos iguales), sino más bien, cual es el valor con el que la sociedad te puede percibir.

Como regla general, entre la sociedad dependa más de ti, mayor será tu valor ante las demás personas.

Las siglas VMS hacen alusión a 2 tipos de valor social:

  • Valor de mercado social.
  • Valor de mercado sexual.

Estos dos tipos de valoraciones son las únicas por las que la sociedad puede calificarte como alguien importante o descartable, y son las que veremos más a detalle a continuación….

Valor de mercado social

El valor de mercado social es el más general de los dos, sin embargo, el más importante.

Esta valoración es la que determina que tan dependiente es la sociedad de ti.

En la medida en que tus habilidades, conocimientos, y recursos sean necesarios de alguna manera para el resto de la humanidad (o por lo menos, las personas que te rodean), mayor será la calificación que tengas en este aspecto.

¿Cómo puedes incrementar este valor?

La única manera de aumentar tu valor de mercado social, es mediante la adquisición o mejora de habilidades, conocimientos, y/o recursos.

Habilidades y Conocimientos

“Tu valor esta entre tus oídos”

El contenido y capacidad de tu cabeza es en mayor parte lo que determina tu valor de mercado social, es decir, tus habilidades y conocimientos.

Habilidades

Las habilidades pueden ser varias, pero entre más sean útiles para resolverle problemas a otras personas, mayor será el valor potencial de la habilidad en cuestión.

Entre más complejo e impactante (ej. Afecte múltiples personas) sea el problema que una determinada habilidad pueda ayudar a solucionar, mayor será su calificación ante la sociedad.

Por ejemplo, la habilidad de persuadir e influenciar (tan necesaria en las ventas) tiene un valor mucho mayor ante la sociedad, que tocar un instrumento musical.

Generalmente, entre mayor sea la calificación que le de la sociedad a determinada habilidad, mayor será la remuneración económica que puedes obtener de ella.

Otros ejemplos de habilidades ALTAMENTE valiosas dentro de la sociedad actual son:

  • Ventas (psicología de persuasión).
  • Programación de software (apps, páginas web, etc.).
  • Redacción (copywriting).
  • Análisis de datos (ej. planeación estratégica).
  • Diseño (diseño web, arquitectura, estilo, etc.).
  • Oratoria efectiva (hablar en público).
  • Técnica de voz (tonalidad situacional).
  • Mercadotecnia en línea (SEO, Redes Sociales, AdWords, etc.).

Como podrás ver, entre más difícil sea de automatizar una habilidad mayor será su calificación, especialmente si está fuertemente atada a algún proceso de negocio.

Ahora, debido a determinadas características mentales definidas por nuestro ADN y el ambiente social en el que nos desarrollamos, el potencial para ser alguien por arriba del promedio o idealmente, alcanzar la excelencia en determinada habilidad, variara de persona a persona.

Es muy probable que a una persona introvertida le sea más difícil alcanzar la maestría por ejemplo en el área de ventas, en comparación con el nivel que pudiese alcanzar en una tarea más analítica y de concentración, como la programación de sistemas computacionales.

Es por esto que, dependiendo de tus inclinaciones naturales (ej. introvertido o extrovertido) deberás seleccionar el tipo de habilidades en el que te quieras enfocar y tengas un mayor potencial de dominar (el famoso “talento innato”).

De qué sirve tratar de ser el mejor en una habilidad que puede ser bien pagada, cuando vas a estar sufriendo todo el camino hacia la maestría, y peor aún, estarás jugando con las probabilidades en tu contra.

Escoge sabiamente mi amigo. Enfócate en tus fortalezas no en tus debilidades, y alcanzaras la excelencia más rápido y con mayor facilidad que si te basas en la “posible” paga que “pudiese” derivar de una actividad es muy probable no disfrutaras.

Adáptate, improvisa, pero también se inteligente y piensa a largo plazo.

Planea todo el camino hasta tu destino final.

Conocimientos

Los conocimientos que más incrementan tu VMS abarcan todos los “como se hace”, en especial, todo lo relacionado con los 4 pilares de una vida completa: Salud, Riqueza, Dinámicas Sociales, y Felicidad.

Ejemplos de este tipo de conocimientos altamente valiosos:

  • Fitness (como perder grasa o ganar masa muscular).
  • Longevidad (como vivir más).
  • Finanzas personales.
  • Relaciones de pareja (como tener más y mejor sexo).
  • Como ganar más dinero.
  • Inteligencia emocional.
  • Como ser más feliz.
  • Como ser un mejor líder.

Al igual que con las habilidades, entre más demanda exista para determinado conocimiento, mayor será su valor en el mercado social (ej. Como ganar más dinero es considerado más valioso que la inteligencia emocional.)

Mientras sigas aprendiendo y practicando constantemente algunas de estas habilidades y conocimientos, te volverás un poco más valioso en el mercado social día con día.

Recursos

Tus recursos son todos los activos, posesiones, y fuentes de poder (dinero y/o posición jerárquica privilegiada) que por su naturaleza te permiten solventar problemas de otras personas.

Un ejemplo muy claro es el de bienes raíces.

Si eres dueño de un edifico de 10 apartamentos, eres sumamente valioso para la sociedad, ya que tienes la capacidad de proveer asilo a las personas que así lo requieran a cambio de su correspondiente compensación económica.

Lo mismo sucede si estas en una alta posición dentro de una empresa, eres un político, o un emprendedor (dueño de negocio). Tienes el poder de brindar empleo a las personas que así lo necesiten a cambio de un trabajo bien realizado.

El dinero por si solo es el rey de todos los recursos, ya que es la fundación de cualquiera de los otros tipos de recursos (ej. puedes invertir en una nueva empresa).

Valor de mercado sexual

El valor del mercado sexual, a diferencia del mercado social, es únicamente la calificación que el sexo opuesto tiene de ti (y viceversa) respecto a tu capacidad de atracción.

No sé si ya lo sepas o no, pero los factores por los que una mujer es considerada atractiva en comparación con los del hombre, difieren BASTANTE.

Mientras que los hombres basan el atractivo de una mujer puramente en el físico (no nos engañemos aquí, tu y yo sabemos que es verdad, especialmente en un inicio), acompañado de su feminidad, las mujeres utilizan otro tipo de filtros para determinar la calidad genética del tipo que tienen en frente.

Es cierto que las mujeres también se fijan en el físico en primera instancia (ya que es parte de la información genética que hay que calificar), pero existen otros factores que influyen en su toma de decisión, como lo son:

  • Liderazgo (dominancia).
  • Capacidad de enfrentar retos y proteger (masculinidad).
  • Estatus (estatus social, dinero, y poder).
  • Pre-selección (otras mujeres se sienten atraídas por ti).

Todos estos factores entran en juego. Sin embargo, recuerda que el hecho de estar en buena forma física no es únicamente para atraer más y mejores mujeres, sino para vivir mejor y más.

Como regla general, entre más joven sea la mujer que tengas enfrente (18–25 años), la atracción que sienta por ti estará más basada en tu atractivo físico y personalidad “Alfa” (liderazgo, dominancia, confianza en ti mismo, etc.), y a medida que su apariencia física comienza a decaer (25–35 años) tomara más prioridad en tu capacidad para proveer (status, dinero, seguridad, etc.).

Una muy buena manera de evaluar tu atractivo en comparación con el de los demás es mediante la observación. Si los hombres quieren ser como tú y las mujeres quieren tener sexo contigo, eres uno de los hombres más atractivos (Alfa).

Comparación de VMS’s

Teniendo en cuenta las diferencias entre los calificadores del VMS entre hombres y mujeres, podemos concluir que generalmente (con pocas excepciones) una mujer se encontrara en su punto más alto en cuanto a su VMS alrededor de los 23 años (20–25 años).

En cuanto al hombre, considerando que cuide de su cuerpo, trabaje en sus objetivos socio-económicos, y mejora personal constantemente, se encontrara en su punto más alto alrededor de los 36 años (33–38 años).

Aquí una gráfica extraída del sitio de Rollo Tomassi que ilustra claramente este pico, declive, y comparación entre ambos VMSs.

Esta es la razón del viejo dicho de: “Se te va a ir el tren”, mencionado a las mujeres que se aproximan a los 30 años y no se han casado.

En contraste, para la sociedad algo totalmente razonable, es ver a un hombre que se une en matrimonio a los 35 años de edad.

Debido a esto, me provoca ojos de incredulidad cuando veo hombres jóvenes que deciden casarse a los 25 años con alguien de su edad (ya sea debido a un embarazo no deseado o no), siendo que apenas están entrando a la curva de su VMS.

Además, esta grafica explica claramente por qué los hombres que se aproximan a su pico de VMS (~36 años) ” de repente” pueden atraer a mujeres que antes no PARECIAN estar a su alcance.

Es por esto, que, desde mi perspectiva, la mejor estrategia para un hombre es el ni siquiera pensar en tener una relación “formal” hasta pasar los 30 años, y preferentemente apuntando a los 35.

Por otro lado, si te enfocas en salir con mujeres que se encuentran alrededor de su punto más alto en cuanto a VMS (20–25 años), creo que te estarías haciendo un GRAN favor.

No te dejes engañar, la imperativa femenina pretende manipular a los hombres para que se acomoden a su propia conveniencia.

Cuando mujer que sobrepasa los 25 años, se burla o hace un comentario negativo acerca de un hombre que sale con una mujer 10 años menor que el (ej. 30 años y 20 años respectivamente), no lo hace porque realmente le parezca algo desagradable o “depravado”, lo hace porque ve reflejada la disminución de su VMS en comparación con su competencia más joven (ya no es, ni puede ser deseada como cuando estaba es su apogeo de VMS).

Este final de “sus años gloriosos” en cuanto al VMS, es una de las cosas más temidas por las mujeres. Aun mas, si tomamos en cuenta que su prioridad en la vida es la familia (encontrar pareja), contrario a la de los hombres, la cual es encontrar y seguir su propósito.

Finalmente, gracias a la hipergamia abierta que sea convertido cada vez más evidente, podemos observar a MUCHAS mujeres seguir una metodología basada en aprovechar sus años más altos de VMS para divertirse (tener sexo) con los mejores hombres (Alfas) que puedan atraer, y, al aproximarse al declive de su VMS (30s), comenzar a buscar algún hombre Beta que las mantenga (un Alfa ni siquiera pensaría en casarse con una mujer que ronda los 30s teniendo otras opciones).

Como bien ha mencionado Tomassi repetidas veces:

“Alpha Fucks, Beta Bucks”, que se traduce como: Alfa Fornica, Beta Billetes (haciendo referencia al hecho de que los hombres Alfa tienen sexo con mujeres que merodean por su pico de VMS, mientras que los Betas las mantienen después de su declive).

Mi consejo es que, como hombre, no consideres la idea de matrimonio (y de ser posible, ningún otro tipo de relación formal) hasta acercarte a los 35 años, y que, al llegar a esta edad, busques mujeres FEMENINAS que se encuentren en su pico de VMS (20–25 años).

Como todo lo que escribo en este sitio, es solo un consejo, la opción es tuya. Pero por lo menos ya tienes el conocimiento necesario para tomar una decisión informada.

Conclusiones

  • Existen dos tipos de VMS: valor de mercado social y valor de mercado sexual.
  • El valor de mercado social, está determinado por la capacidad de una persona para resolverle problemas a uno o varios miembros de la sociedad, ya sea mediante habilidades o conocimientos. “Tu valor está determinado por la dependencia que la sociedad tiene de ti”.
  • Por otra parte, el valor de mercado sexual, hace referencia a la capacidad de una persona (hombre o mujer) para atraer al sexo opuesto.
  • La determinación del valor de mercado sexual varía entre hombres y mujeres debido a la diferencia entre las características que atraen al sexo opuesto (ej. Atractivo físico en mujeres, status social y dominancia en hombres).
  • Como hombre, primero establece tu estatus socio-económico y no pienses en matrimonio hasta acercarte a los 35 años.
  • Una mujer, en lugar de seguir los malos consejos de los medios masivos de comunicación de “aprovechar sus 20s y no casarse hasta los 30s”, debería de REALMENTE aprovechar sus 20s al emparejarse con un hombre maduro que se encuentra en su pico de VMS (ej. 35 años), para de esta manera, “asegurar” el poder conseguir lo mejor que su genética le pueda proporcionar.
  • Para ambos sexos, la apariencia física es muy importe independientemente de la edad en la que se encuentren. Si se quiere maximizar el VMS, y, por lo tanto, aumentar la cantidad y calidad de prospectos para seleccionar, es importante mantenerse en óptima forma física.

Originalmente publicado en www.elhombresuperior.com.