Claves para elegir las mejores gafas progresivas

Alex Mercx
Dec 17, 2019 · 12 min read

Las gafas progresivas son una de las alternativas para corregir los problemas de visión y puede generar muchas confusiones. ¿Estás buscando las mejores progresivas y no sabes cuáles elegir? ¿Necesitas saber qué opinan otras personas de este tipo de gafas? ¿No sabes si te adaptarás o si solo necesitas unas gafas bifocales? En este artículo queremos explicarte detalladamente toda la información que necesitas sobre este tipo de lentes para que tomes la decisión correcta, ¡toma nota!

¿Qué son las gafas progresivas?

Las lentes progresivas son una de las mejores alternativas para aquellas personas que sufren de vista cansada o presbicia. En torno a los 45 años, muchas personas desarrollan este problema y como consecuencia, no pueden enfocar a ciertas distancias. Esto puede empeorar la calidad de vida de las personas si, además, se padecen otros defectos visuales como la miopía o la hipermetropía. Para solucionar las dificultades de visión, se pueden emplear este tipo de gafas que permiten volver a ver nítidamente a cualquier distancia.

Son las lentes más evolucionadas, ya que permiten a los présbitas disfrutar de una visión correcta sea cual sea la distancia. Por lo tanto, te permiten visualizar en el plano lejano, medio y cercano. Asimismo, las transiciones entre distancias son suaves, sin “saltos” entre los diferentes planos, por lo que no producen cortes que delimitan los campos de visión. Además, al incluir todos los tipos de distancias en este tipo de lente más avanzada, se consigue reducir totalmente las aberraciones de las zonas laterales. Por último, te informamos de que son lentes que dan un aspecto natural a los ojos, por lo que no modificarán la estética del rostro.

Qué es la presbicia

La presbicia o vista cansada no es una patología, sino una una afección ocular que aparece como consecuencia del paso del tiempo. Con la edad, sobre todo a partir de los 45 años, puede aparecer este problema que afecta a la correcta visión. Ver y enfocar objetos que se encuentran a determinadas distancias puede resultarnos difícil y podemos percibirlos como borrosos. Seguro que has observado que muchas personas que desarrollan vista cansada y no pueden visualizar correctamente los artículos de cerca, los alejan de sus ojos para poder realizar un enfoque de visión.

Por lo tanto, la presbicia consiste en la dificultad para enfocar bien y está provocada por el envejecimiento del cristalino, que pierde flexibilidad y transparencia, así como por los músculos ciliares. Los ojos sufren dificultades para poder visualizar correctamente a diferentes distancias y esto puede afectar al desarrollo de actividades que impliquen una adecuada visión como leer, hacer trabajos manuales o incluso ver el móvil.

¿Cómo puedes saber si eres présbita?

Si tienes más de 45 años y alguna vez has necesitado estirar los brazos para poder enfocar algún objeto correctamente, por ejemplo, un libro o un teléfono móvil, es probable que estés desarrollando vista cansada. Si tienes problemas para ver nítidamente, te recomendamos acudir a tu óptica para hacerte una revisión visual, ya que puede que necesites unas gafas nuevas. El especialista será quien diagnostique los posibles problemas de visión que puedas tener y te aconsejará sobre qué solución es más adecuada para tu caso.

¿Qué tipos de cristales progresivos podemos encontrar?

Como te hemos comentado, los cristales progresivos son aquellos que permiten enfocar los objetos sin importar a que distancia se encuentren, y lo hacen con una progresión entre dichas distancias para que resulte suave. Existen dos tipos de lentes, las convencionales y las digitales. El objetivo de estos cristales es priorizar unas distancias de visión sobre otras para que el campo de visión sea lo más completo posible y abarque todas las posibilidades, siendo las transiciones entre las graduaciones muy cómodas. Y entre los dos tipos de lentes encontramos algunas diferencias que te explicamos a continuación.

Tipos de lentes progresivas: convencionales y digitales

1. Lentes progresivas convencionales. Este tipo de lentes convencionales son fabricadas de un modo más tradicional y sus diseños son más anticuados, ya que son modelos preestablecidos y resultan más básicos. Al tratarse de diseños básicos, no son tan personalizados para cada paciente, siendo la adaptación a los cristales más lenta y costosa y, por lo tanto, su uso no resulta tan cómodo. Esta adaptación dependerá, además de la graduación que tengas, ya que a mayor graduación, más te costará adaptarte. Y además, si eres de los que usa el ordenador, puede resultarte aún más complicado.

2. Lentes progresivas digitales. También son conocidas como progresivas Free Form, ya que son más personalizables y tienen en cuenta más parámetros para adaptarlas a cada persona que las lentes convencionales. Se tienen en cuenta tus datos; es decir, la graduación de tus ojos, tanto de cerca como de lejos, la medida entre tus ojos, tus hábitos y actividades (si lees, utilizas el ordenador para trabajar, etc.). Mediante este estudio y gracias a los cálculos matemáticos, se definen las zonas visuales más adecuadas. Esto permite encontrar la posición de las lentes más exacta, por lo que el campo de visión será más amplio y tu confort y adaptación serán mucho mayores.

¿Cuál es la diferencia y cuáles son las mejores gafas progresivas?

Las principal diferencia entre los diferentes tipos de lentes progresivas es que los que tienen un retallado tradicional ofrecen un nivel más básico de personalización y la calidad visual es inferior, ya que no están totalmente adaptadas a tu caso. Las lentes realizadas con retallado digital, proporcionan una mayor calidad visual, un campo de visión más amplio y una mayor personalización. Por lo tanto, aunque ambos cristales solucionan el problema de vista cansada, las digitales ofrecen una mejor visión para tus ojos. Por otro lado, también encontramos la diferencia en la adaptación y la comodidad, ya que como hemos mencionado, las lentes digitales son más cómodas y facilitan mucho el proceso de adaptación.

¿Cuándo es recomendable usar gafas progresivas? Ventajas y desventajas

Como te hemos explicado, este tipo de gafas son muy adecuadas para aquellas personas que sufren de presbicia o vista cansada, ya que solucionan el problema y les ayudan a visualizar correctamente a cualquier distancia. Asimismo, son recomendadas si, además de sufrir presbicia, tienen otro tipo de defecto visual como la miopía, astigmatismo o hipermetropía, ya que pueden solucionar todos los problemas sin necesidad de estar cambiando sus gafas. A continuación, te explicamos cuáles son las ventajas de usar este tipo de lentes y por qué son más beneficiosas que las bifocales y trifocales.

Ventajas de las gafas progresivas en comparación con las bifocales y trifocales

Como sabrás, hay varios tipos de cristales que corrigen los defectos de visión, y para corregir la vista cansada o presbicia podemos utilizar las lentes monofocales, las bifocales y las progresivas. Queremos explicarte cuáles son las ventajas de utilizar las progresivas y cuáles son los motivos por los que la mayoría de personas las prefieren.

- Permiten ver bien a diferentes distancias de una forma cómoda y sin necesidad de cambiar de gafas continuamente. Por lo tanto, ya no necesitas unas gafas para distancias cercanas y otras para lejanas.

- Si únicamente tienes la vista cansada, mejorarás mucho las tareas que impliquen visión de cerca y a media distancia, como coser, leer o utilizar el ordenador.

- Puedes personalizar tus lentes progresivas, porque se fabrican adaptando su forma a tus hábitos de visión y a tus tareas cotidianas.

- Las transiciones entre las zonas cercanas y lejanas son mucho más suaves que en las lentes bifocales, eliminándose los cortes molestos.

- También podrás disfrutar de un campo de visión mucho más amplio y completo, porque las aberraciones laterales de las lentes bifocales y trifocales no se producen.

- También te permiten una adaptación fácil y sin molestias a la visión progresiva. Gracias a los últimos modelos, puedes alcanzar porcentajes del 100 % y la adaptación es más sencilla gracias a la transición suave entre graduaciones.

- Son una opción estética, ya que, aunque dispongan de varios tipos de lentes, exteriormente no se nota nada, por lo que tu mirada no se ve modificada.

- Ahorras dinero. Si tienes varios problemas visuales, este tipo de gafas es mejor, ya que no tendrás que gastar dinero en comprar gafas para diferentes distancias. Tendrás todas las que necesites en una sola.

Desventajas de las gafas progresivas

Aunque las lentes progresivas son la mejor solución si padeces de presbicia, hay que considerar que también tienen algunos inconvenientes.

- La principal desventaja de este tipo de gafas es que para visualizar correctamente necesitas mirar por la parte adecuada. Aunque es únicamente una cuestión de costumbres, ya que solo tienes que mover la cabeza para poder hacerlo correctamente.

En una posición frontal, lo que hay que hacer es inclinar un poco la cabeza hacia arriba o abajo hasta ver de forma nítida. Para mirar de reojo se debe girar la cabeza de forma más frecuente, aunque los diseños personalizados mejoran mucho los cambios, por lo que el efecto borroso es menor. Por ejemplo, si estás leyendo, debes seguir la lectura también con la cabeza para que los campos visuales laterales funcionen.

- La adaptación. En relación con lo anterior, debes aprender a coordinar la cabeza y los ojos para ver correctamente, ya que, si solo mueves los ojos, puedes percibir zonas borrosas en los laterales.

- Las personalizadas son mucho más efectivas. Si eliges las más convencionales, pueden estar obsoletas y el proceso de adaptación puede resultar más lento, por ello, siempre es preferible personalizarlas para tu mirada.

Cómo adaptarse rápidamente a las lentes progresivas

Es posible notar un cambio al utilizar tus primeros cristales progresivos, sin embargo, el período de adaptación es bastante rápido y la comodidad es evidente cuando se normaliza la situación. Esto es debido a que se producen algunas aberraciones periféricas que no pueden evitarse ni siquiera en los modelos más avanzados y modernos. Por lo tanto, se trata de una limitación óptica que no es posible evitar. A causa de estas aberraciones, es posible que notes algunas visiones borrosas especialmente al mirar hacia abajo.

Para evitar esto, solo tienes que hacer movimientos leves con la cabeza para mirar los objetos de forma más directa. Asimismo, si padeces de mucha hipermetropía, puede que tu adaptación sea más progresiva. Sin embargo, al cabo de minutos o como mucho unos días estarás totalmente acostumbrado.

Opiniones sobre gafas progresivas

La mayoría de las personas que comienzan la adaptación al usar gafas progresivas consideran que los inconvenientes son muy pequeños y que se acostumbran de manera rápida, porque los efectos desaparecen a medida que se adaptan a las gafas de manera progresiva.

También opinan que es mucho más cómodo que utilizar diferentes gafas, ya que no es necesario cambiarlas para realizar varias tareas que impliquen múltiples distancias. Por otro lado, consideran que hay opciones económicas. Hay lentes progresivas de diferentes precios, por lo que no significa que sean caras.

Las personas que padecen fatiga visual han visto solucionado su problema, ya que existen modelos que reducen la sensación de cansancio, así como minimizan el esfuerzo visual, proporcionando un mayor bienestar durante todo el día. Por lo tanto, son muchas las personas que trabajan frente a una pantalla y que están realmente satisfechos con este tipo de lentes, ya que consideran que rinden mejor en su jornada laboral.

Verdades y mentiras de las lentes progresivas

En resumen, queremos explicarte algunas de las verdades y mentiras de estas gafas para que lo tengas todo más claro.

1. Son la mejor opción para solucionar la vista cansada. También para aquellas personas que tienen varias dificultades visuales como hipermetropía.

2. Implican un período de adaptación que suele ser muy breve y sencillo. Este período es menor si las gafas están fabricadas con retallado digital, ya que este tipo de fabricación reduce las aberraciones laterales.

3. A pesar de lo que la gente piensa, no son caras. Hay modelos muy asequibles y son la mejor alternativa para aquellas personas que necesitan usar varias lentes.

4. Los cristales progresivos no son apropiados si los utilizamos estando tumbados. En esta posición es difícil mirar por la zona adecuada, por lo que debemos incorporarnos para enfocar bien.

5. Permiten ver a diferentes distancias y realizar todo tipo de actividades, ya sea leer, practicar deportes, o conducir.

6. Tienen un menor campo visual lateral si las comparamos con una gafa monofocal que haya sido graduada para una distancia únicamente, pero, en general, permiten un mayor campo visual más completo.

Claves para comprar tus gafas progresivas

Para elegir las lentes progresivas más adecuadas para ti, debes tener en cuenta diferentes aspectos, tales como tus actividades diarias, la graduación que necesitas, el precio, la garantía, etc. Por ello, queremos darte una serie de claves y consejos para que elijas la mejor opción.

- En la actualidad, este tipo de lentes se ha convertido en una de las mejores alternativas para corregir la presbicia, por lo que hay multitud de diseños que atienden prácticamente todas las necesidades. Por lo tanto, sea cual sea tu problema de visión, hay diferentes alternativas.

- Hay varios tipos de diseños que se relacionan con el ancho y la longitud del corredor multifocal, así como con las diferentes distancias de visión. Es posible expandir las áreas del corredor dependiendo del propósito previsto para el cristal. El especialista indicará el más apropiado.

- Debes especificar cuáles son tus tareas diarias para elegir los cristales más adecuados, ya que no es lo mismo si realizas tareas que impliquen visión cercana como leer, a realizar otro tipo de tareas de visión lejana o intermedia. Esto también influirá en el tipo de montura a elegir, por lo que es muy importante conocer tus necesidades visuales y tus actividades, así como tus preferencias estéticas.

- No debes fijarte únicamente en el precio, ya que puedes adquirir unas que no se adapten a ti correctamente. Siempre será preferible escoger unas que estén personalizadas para ti, aunque el precio sea un poco mayor.

- Déjate asesorar por un profesional. El especialista será el indicado para aconsejarte sobre qué tipo de progresivo es el más adecuado para tus necesidades visuales.

¿Qué precio tienen las gafas progresivas?

Hay diferentes precios en función de las necesidades de cada persona, por lo que pueden ser caras o bien asequibles. El precio viene determinado por el fabricante y los materiales empleados. En muchos casos el precio no indica la calidad de las lentes, por lo que todo dependerá de lo que busques.

Normalmente, los precios rondan desde los 200 hasta los 800, en función de varios aspectos. En este precio suelen incluirse los cristales con sus respectivos tratamientos y la montura a elegir. Todas permiten una visión nítida y cómoda a cualquier distancia, pero se diferenciarán sobre todo en la adaptación y en la personalización que elijas.

Mejores ofertas de progresivas

Te animamos a solicitar información sobre las ofertas disponibles en tu óptica para elegir la más adecuada para ti, no solo en calidad sino también en precio. Como te hemos comentado, hay diferentes precios que varían en función de los materiales, dificultad de visión, personalización, fabricante, etc. Sin embargo, suele haber muchas ofertas, ya que se trata de un producto que cada vez es más utilizado por gran parte de la población.

Además, puedes aprovecharte de las ventajas que se incluyen en las ofertas, ya que puedes tener asesoramiento técnico y estético en tu óptica, disponer de garantía de satisfacción de compra e incluso tener seguro de rotura. Por lo tanto, puedes encontrar muy buenos precios y disfrutar de lentes de calidad, monturas de diseño y un paquete de protección y garantía.

¿Qué tipo de montura es más adecuada?

La montura es uno de los aspectos más importantes a la hora de escoger unas gafas, y debemos considerar la altura total que tenga la lente, la cual suele medir al menos 30 mm. Debemos respetar esta altura, ya que es fundamental para que todas las áreas de visión sean correctas y tengan el espacio que necesitan. Si sumamos o restamos unos milímetros, la diferencia puede ser evidente.

Por lo tanto, si coges una montura demasiado pequeña, el espacio de la lente asignado para distancias cercanas o para visión de lejos puede no estar equilibrado. Así pues, las áreas de visión serían muy pequeñas y resultarían molestas. Asimismo, si escoges una montura excesivamente grande, el grosor de las lentes puede verse afectado. Lo ideal es que el óptico sea quien decida el tipo de montura más adecuada, ya que existen cristales específicos para monturas pequeñas y para monturas grandes.

Si eliges unas progresivas personalizadas, puedes elegir la montura concreta, ya que tus datos se incluirán en el cálculo para conseguir el resultado más óptimo y se adaptarán las lentes a la montura.

Por qué elegir las personalizadas para mis ojos

Aunque las gafas con cristales progresivos estándar ofrecen todas las ventajas de este tipo de lentes, solamente están graduadas en la cara interna. Esto se ve reflejado en un precio menor que puede resultar más atractivo, pero cabe destacar que la calidad visual que proporcionan no llega a ser tan elevada como la que ofrecen las realizadas mediante retallado digital.

Los progresivos digitales y digitales personalizados se realizan con tecnología de última generación, por lo que permiten una personalización máxima para cada persona. Se trata de las lentes más avanzadas del mercado y se realizan graduando punto por punto cada una de las superficies, por lo que se gradúan tanto la cara interna como la externa. Esto permite una mayor precisión visual y que el campo de visión sea más amplio y de mayor calidad. Asimismo, la adaptación a los cristales será mucho más rápida, por lo que apenas notarás los efectos del cambio.

En definitiva, las gafas progresivas son la mejor opción para aquellas personas que sufren el problema de vista cansada y también para aquellas que tienen otros problemas de visión. Nos ayudan a ver correctamente en diferentes distancias sin necesidad de cambiar las gafas y puedes personalizarlas en función de tus necesidades. No olvides que será el especialista el que estudie tu caso y te aconseje sobre las lentes ópticas más adecuadas para tu caso.

Alex Mercx

Written by

Sometimes we turn it into several different people with different needs if we have different groups of customers, but producing a coherent design.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade