Del garaje a ícono del rock argentino

Foto: Facebook oficial de la banda “Massacre”

“Un beso, ¡tomá!”, se despidió con gracia y aires de superioridad del público en un recital, Walas el cantante líder de la banda de punk rock “Massacre”, con el tiempo se transformó en una de las frases que más lo identifica.

Su nombre es Guillermo Cidade, pero hasta algunos de sus amigos lo desconocen y él siempre se presenta con su apodo. Nació el 23 de julio de 1966 en Almagro, hijo de padres divorciados. Tuvo una madre apasionada por los libros y un padre músico amante del violín. Como dedicaban la mayor parte del tiempo a sus propias actividades, Walas se fue a vivir con su abuela.

Su primera pasión fue el skate y lo descubrió a los 12 años, escapándose de un club al que lo llevaba su abuela. A una cuadra del lugar había chicos sobre sus tablas que le llamaban la atención, por eso se acercó y comenzó a practicarlo. En la calle y de la mano del skate, descubrió algo que estaba prohibido en su casa y algo nuevo que se instalaría para siempre en su mundo: el rock.

En los años 80; de a poco; incursionó en la música junto a sus amigos; y de las tardes de garaje pasaron a los escenarios under de la noche porteña, como, Cemento. Así fue como después de un tiempo, “Massacre Palestina” llegó a las grandes discográficas. Luego del atentado a la embajada de Israel en Buenos Aires, el 17 de marzo de 1992, la banda optó por cambiar su nombre a “Massacre”.

El cantante de “Tanto amor”, reconoció que que tuvo problemas de adicciones durante su juventud: “Lo digo desde el lugar de un tipo que durante los años 90 casi se muere por culpa de la falopa, la droga es una merda”, y aclaró que “esto no lo dice un careta”.

Walas durante sus shows y fuera de ellos se comporta de la misma manera y siempre tiene a su lado a Tori, su esposa y mánager de la banda. El cantante no tiene complejos con respecto a su apariencia, a la hora de vestirse elige calzas de mujer y remeras ajustadas que dejan ver su ombligo y sobrepeso, una gorra y también lleva su skate, lo que le da un aire de eterno adolescente.

Foto: Twitter oficial de “Massacre”

Alexa Nabaes

Marilina Pacheco

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.