Como parecer una empresa profesional, seria y grande

En todas las citas relacionados con el emprendimiento se repite que “todos los comienzos son difíciles”.

Desde luego, llevo emprendiendo prácticamente desde los 16 años y aun después de 15 años creando, acompañando y cerrando proyectos, no hay nada que me excite mas que verme envuelto en la creación de nuevos proyectos.

En todos estos proyectos, hay un denominador común en mi operandum, es decir, en mi forma de arrancar la empresa. Sea el proyecto que sea, en la mayoría de los casos tendrás o te surgirá en algún momento algún competidor, tendrás que intentar reunirte con tus primeros clientes / contactos y en definitiva que el máximo de personas posibles sepan a que te dedicas.

Tanto si eres el primero como si vas a entrar en un mercado concurrido, es muy importante que prepares todo. Como se suele decir, es importante que vistas y pongas guapa la novia para salir a encontrarle novio. Por que no basta con que tengas una excelente idea o el mejor producto, también has de parecerlo.

Por ello voy a enunciar unos tips de elementos o aspectos que uno debería tener en cuenta a la hora de preparar su empresa/proyecto para su lanzamiento :

Un nombre y logo chulo : Va a ser la imagen de tu proyecto, es por lo que la gente te va a recordar, necesitas un logo chulo! Si no tienes dotes creativos, encargarlo a un estudio creativo o incluso hay webs donde puedes recibir varias propuestas de varios diseñadores.

Web : Cuando arranque hace 15 años, hacer una web no era tan sumamente sencillo como hoy en día, había que pelearse mas con el código. Ahora hay infinidad de servicios que te permiten tener tu web en unas pocas horas de trabajo y sin conocimientos técnicos.

Tu dominio: Es muy muy importante que compres tu propio dominio y no uses ninguna opción gratuita tipo “miempresa.blogger.com” ante todos aquellos que entendemos del tema, sonará sumamente cutre.

Tu correo electrónico con tu dominio: Muy en relación al punto anterior, cuando en mi empresa recibimos leads de contactos de Yahoo , Gmail , Hotmail, etc… de antemano bajo el “rating” de esta empresa. Hoy en día, tener tu web, con tu dominio y correo propio es fácil y barato. Realmente si no inviertes en todo esto, como crees que puedo tomarte en serio ?

Tarjeta de visita : Si necesitas tarjetas de visita, con tu logo, tu web, y tu correo. Hay muchas webs donde puedes conseguirlo por poco dinero

La firma de tu correo electrónico : Poner el logo de tu empresa, tus datos de contacto, ubicación de la oficina en caso de que tengas, es algo que hará que en cuanto tu destinatario lea tu correo, vea tu proyecto como profesional. Tira de un estudio creativo si crees que necesitas ayuda

Un número de teléfono y eventualmente una centralita virtual

he de barrer un poco para casa ( vozelia ) como es lógico, pero es algo que creo fielmente que es útil para que una nueva empresa de una imagen profesional e incluso puede ser determinante para que alguien te contrate. Poner un número fijo en tu tarjeta, o en tu pagina web, da buena imagen. Veo y conozco muchos casos de personas que tienen números móviles anunciados en la web de sus negocios. Quizás se pueda argumentar que sirva para dar sensación de atención cercana, pero generalmente es el efecto contrario.

A su vez a través de la centralita, se puede mejorar la imagen, a través de una locución de bienvenida. Eso sin contar con los beneficios funcionales, de poder desviar una llamada en función de horarios. Recibir los mensajes del buzón de voz en tu correo electrónico, etc…

Secretaría Virtual : No, no puedes permitirte perder llamadas de personas interesadas en tus productos / servicios y menos cuando un servicio de secretaría virtual, una persona que atienda una llamada, indicando el nombre de tu empresa, da una imagen excelente, y encima te pasa el recado al correo electrónico para que puedas atender esa llamada.

Creo que con todas estas ideas, puedes convertir/transformar tu proyecto de forma que desde fuera, parezca que es mucho mas grande de lo que es. A mi me funcionó.


Originally published at alex.bryszkowski.com on November 20, 2015.