Aborto para todas.

Ni sé por dónde empezar.

Iba a escribir para instar a la gente a razonar sobre el aborto, pero probablemente esto sólo lo lea el grupo que forma la burbuja de redes sociales al que normalmente llego. Pensé en escribirle a la gente que se opone al aborto por -r-a-z-o-n-e-s- creencias religiosas, pero no van a cambiar de opinión por algo que yo o ustedes les digan.

Así que les voy a escribir a ustedes, las* que están del lado de las tinieblas. O al menos para mí misma, para que la próxima vez que me digan “ahí viene a hacer de abogada de satanás”, pueda representar bien a mi señora oscura. Y ustedes también.

Eso es lo primero, tomar la estrategia que tanto temen. ¿Han escuchado cuando dicen “satanás se encarga de sembrar la duda”? Es porque la duda genera preguntas y curiosidad, lo cuál nos acerca a la VERDAD.

¡Ah!, el fruto prohibido del conocimiento. Tan bien que sabe.**

Las invito a sembrar las dudas correctas, las dudas que no pueden responder su pastores y creencias. Aquí pongo las preguntas básicas, hay mucha más información académica y científica que pueden investigar para generar más preguntas. Esto es lo simple para esas mentes simples.

“Satanás se viste de ángel de luz”, es seductora, huele rico, está en forma, es inteligente y culta, o sea, nosotras podemos ser así de sexys e inteligentes, usar eso para sembrar dudas, para sembrar la semilla de la ciencia.

¿Qué nos diferencia de los animales? ¿Qué nos hace humanos?

Exacto, el cerebro.

El cerebro evolucionado; o de mayor tamaño en la naturaleza, proporcionalmente hablando, antes de que digan que son creacionistas.

Permítanme citar aquí a una gran esbirra de la maligna, a Satán Carl Sagan:

“The essential human quality, I believe, can only be our intelligence. If so, the particular sanctity (vimos lo que hiciste ahí, Carl) of human life can be identified with the development and functioning of the neocortex. We can not requiere its full development, because does not occur until many years after birth. But perhaps we might set the transition to humanity at the time when neocortical activity begins, as determined by electroencephalography of the fetus.” (Sagan, 1977)

¿Cuándo morimos? ¿En qué momento perdemos la vida? ¿Cuándo dejamos de ser fisiológicamente humanos?

Según la víbora de la ciencia: es cuando se apaga el cerebro de forma irreversible y se puede medir mediante un electroencefalograma.

Esas dos preguntas son re-importantes porque fácilmente nos dirigen a la tercera

Entonces ¿cuándo empieza la vida humana?

Cuando inicia la actividad cerebral, cuando son medibles en patrones de onda regulares medibles con un electroencefalograma.

Con eso, ahí sí, sí se puede decir que es un ser humano. Percibe y tiene cierto nivel de conciencia.

¿Verdad que tiene sentido?

Pero bueno, entonces ¿cuándo es que empieza esa actividad cerebral?

Cerca de la semana 26 de embarazo.

Digamos 6 meses, porque decirlo en semanas puede ser complicado para la gente que se opone a la ciencia y que dudo tenga patrones de onda regulares en su cerebro, inteligencia, pues.

6 meses es el promedio.

6. 6. 6.

“Another group of biologists argues that personhood does not begin until brain activity can be recorded as an electroencephalogram, or EEG, around week 26. After all, the loss of that activity represents a loss of personhood to the extent that organs may be removed for transplant. This parallels the earlier Catholic view expressed by St. Thomas Aquinas, who said that ensoulment occurs sometime after conception, when one has developed the anatomy needed to house the human-specific, rational soul.” (Scott, 2013)

Incluso podríamos decir que a los 5 meses, siendo optimistas, y aún así, 5 meses es tiempo suficiente para que las mujeres puedan decidir si quieren o no seguir con el embarazo.

Si les dicen que, antes de eso, el feto, embrión, producto, tiene vida, pues sí es cierto, tanto como un tumor, o un parásito, o como cualquier otra célula animal tiene vida celular. No como una vida humana.

¿Cuánto tiempo tarda una mujer en sospechar que está embarazada?

28 días (o el tiempo de su ciclo menstrual, cada una sabrá). Un mes para ponerlo más simple, nuevamente. Cuando antes decidan mejor para su salud y para realizar el procedimiento seguro, por supuesto.

Ahí empieza la vida humana. Antes no.

Aquí estoy escribiendo esto con sentido del humor, pero la verdad es que siento como si tuviera una úlcera que me atraviesa el hígado, el páncreas, los riñones y el intestino, mientras lloro y vomito sangre, y grito internamente. Y aún así no puedo imaginarme el sufrimiento que viven las mujeres todos los días por ser mujeres o lo que debe sentir esa niña que fue violada y decidió (por manipulación de creencias religiosas sin fundamento) que debe seguir un embarazo atroz, trágico, realmente infernal, porque creen que es un bebé, un humano, cuando no lo es. Ella tiene el derecho a saber eso, igual que todas las mujeres, y el derecho a terminar con ese infierno que un dogma contradictorio, mentiroso y manipulador quiere extender por el resto de su vida (esperando que supere el embarazo riesgoso que puede matarla al parir) y extenderlo al que en el futuro, después de ese parto sería su hija y hermana. ¡Hija y hermana! Maldita mierda. Jueputa ignorancia.

Esto último es desahogo, discúlpenme hermanas, pero así es.

Lo que sigue es cambiar esa ignorancia sembrando dudas. Tirándole las preguntas a la gente para obligarla a pensar.

* Voy a escribir en femenino porque quésesapicha de siempre escribir en masculino. Ustedes no son idiotas y entienden que me refiero a todas y todos y todes y todus y tudes y tidis y nudes. Ven, esto sí es lenguaje inclusivo.

** El problema es que después todo se vuelve una cadena de más preguntas que respuestas, de sentimiento de ignorancia e insignificancia, de tristeza, de angustia y depresión existencial. Ese es nuestro infierno. jiji. Bueno. Depresión existencial.

1. Sagan, C. (1977). The dragons of Eden: Speculations on the evolution of human intelligence. New York: Ballantine Books. 204–209.

2. Gilbert, Scott F. Devbio Companion website, Developmental Biology. Décima edición, 2013. Capítulo 1. Sinauer.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Alex Corella’s story.