No va conmigo

A diario nos lastiman, ya sea con pequeños comentarios, miradas, acciones o simplemente el no hacer nada por ti.

He tenido experiencias donde incluso amigos cercanos me han provocado un gran dolor.

Alguna vez tuve una amiga que para mi era todo, era amable y siempre me trataba de la mejor manera, habia muchas maneras en las que me demostraba cariño y lo que era una verdadera amiga. Se gano mi confianza, se gano mi amistad.

De la noche a la mañana esto comenzó a cambiar, no puedo recordar ni siquiera el momento en que empezó a ignorarme, en alejarse de mi. Al principio trate de tomarlo con calma, de pensar que a la mejor yo estaba exagerando y que solamente esa mala actitud hacia mi era por unos días…Pero no, esto siguió sucediendo, poco a poco era más grande el dolor que me hacia sentir por su cambio tan repentino. ¿Acaso hice algo? ¿La lastime de alguna manera? Llego un punto en el que comence a preguntarle a mi grupo de amigas qué era lo que le sucedía a ella. No me dieron respuesta, pero yo sabia que estaba sucediendo algo.

Los días pasaron y la mala vibra seguía creciendo, le preguntaba que era lo que ocurría y me seguia ignorando. Mi angustia, mi tristeza crecía.

Recuerdo aquel día como si hubiera sido ayer. Me encontre en twitter con indirectas muy directas hacia mi de parte de ella donde expresaba cosas horribles de mi persona y de lo lejos que quería tenerme de su vida. Cuando los leo, empiezo a sentir como mi corazón se hunde y mi garganta se cierra. Suelto en llanto porque no entiendo nada.

Esta fue la primera vez que un amigo me rompió el corazón.

Le envié un mensaje, quería saber que sucedía.

Ustedes podrán decir…No tengo dignidad, pero cuando realmente uno sabe apreciar una amistad busca respuestas y el por qué de las cosas, cuando empiezan a cambiar.

No recibí más que un mensaje corto y desinteresado en hablar del tema.

Mi paciencia termino, lo dejé como estaba. Mi conciencia estaba tranquila.

El final de esto termina en unos meses cuando encuentro un largo mensaje de ella pidiéndome perdón. Algunos en mi posición lo habrian ignorado o solamente seguirían con el rencor del mal momento que les hizo pasar esa persona.

Para antes de haber recibido su mensaje, ya la habia perdonado.

El rencor, la tristeza, el enojo No va conmigo. Prefiero estar bien con mi Dios y conmigo misma antes que permitir que una persona cambie mi estado de felicidad. Si una persona ya no esta en tu vida es porque así lo quizo Dios o puede que en tu caso lo quieras ver como el destino asi lo decidió.

A diario nos encontramos con personas que creemos que estarán en nuestras vidas todo el tiempo que nos resta o que dejarán huellas y no marcas, pero no es así. Deja que entren buenas o malas personas a tu vida, estas te enseñaran el valor de perdonarlas y de cuidar una de las cosas más sagradas que tienes, que es LA AMISTAD.

No estamos excentos de tener malos ratos con quien decía ser tus amigo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Kariana’s story.