Lo que debes saber sobre consumo cultural

Simón dice que estaría dispuesto a pagar 100 pesos por ir al teatro. Andrea, en cambio, sólo pagaría la mitad por una función en vivo. Ambos son millenials, con estudios profesionales. Sin embargo, lo que verdaderamente influye en que vayan o no al evento, es que éste sea gratuito. Contradicción pura que se repite con la danza, las exposiciones y los conciertos, aunque el cine se salva, porque es lo que más se consume en este país y por lo que realmente se paga.

Esa obviedad salió a relucir en el Módulo sobre Eventos Culturales Seccionados (Modeculta), que realiza periódicamente el INEGI, a fin de conocer la asistencia e interés de la población por este tipo de manifestaciones. Los resultados a junio de este año, revelan una clara preferencia por el cine y las presentaciones musicales en vivo, lo que deja muy por debajo a otras disciplinas artísticas. (Descarga los datos aquí).

Tenemos que ocho de cada 10 personas han asistido a una proyección de películas, mientras que casi la mitad de los encuestados hizo lo propio con la música, mientras que menos de una de cada tres acudió a una exposición o al teatro o una función de danza. Todo esto en términos generales, a nivel nacional.

¿Qué pasa si Andrea y Simón -nuestros personajes-, en vez de ser profesionistas únicamente hubiesen concluido la secundaria? Así, encontramos una interesante relación entre el nivel educativo y lo que estarían dispuestos a pagar por asistir a eventos culturales o artísticos. Resulta que, en todos los casos, coinciden en pagar por boletos de cine y conciertos. Otra vez, a menor grado de estudios menor interés por las producciones artísticas.

Consulta aquí el gráfico interactivo que preparamos en Tableau Public:

Al procesar los datos de Modeculta, saltó inmediatamente la contradicción: Aunque las personas declararon una media de pago por las distintas disciplinas artísticas, también señalaron que uno de los principales motivos para asistir es que sean gratuitos, luego que ocurran en fin de semana y, en tercer lugar, organizados cerca de sus viviendas.

Por otra parte, llama la atención el poco interés que existe en manifestaciones como la danza o las exposiciones, toda vez que el 40.2 por ciento dijo que no les interesa en nada la primera, y 32.2 de cada 100 que tampoco les interesa la segunda. En cambio, existe mayor aceptación por el teatro.

Y lo más paradójico de todo es que el medio por excelencia de publicidad es la televisión. En todos los rubros de promoción por los que nuestros amigos Simón y Andrea se enteran de los eventos, figura en primer lugar la televisión.

Durante septiembre de este año se levantó una segunda encuesta del Modeculta, y se tiene programada otra más para diciembre. Por lo pronto, si están interesados en más sobre el tema, les dejamos aquí para su descarga los principales resultados de junio: resultados_modecult_jun16.

Alejandro Pulido Cayón