En mi boda con mi hermosa esposa.

2015, un año asombroso…

…de retos, innovación, empresas y pasión.

Este año ha sido uno muy diferente a mis años anteriores, comencé a vivir mi década de los temibles treintas, esos en los que no eres tan joven para justificar tus impulsos pero tampoco tan viejo como para confiar en tu propia experiencia, inicié mi vida familiar, me casé el 5 de diciembre apenas pero tengo año y medio desde que formé mi familia, tengo 2 hijas en edad escolar, he aprendido a ser papá en tiempo récord (porque me ha tocado aprender y aun estoy en pininos), ya en otro ámbito mi mente cambió de mentalidad de empleado a mentalidad de emprendedor en cuestión de 3 a 4 semanas pero después de muchos años de aprendizaje y ahora todo tiene mayor sentido, inicié mi propia empresa unos meses atrás, me asocié con tremendos personajes del diseño, conocí el tabú del network marketing, tuve una iniciativa importante en el desarrollo personal a través de la escritura de artículos por fin interesantes y de valor para las personas y que espero algún día se convierta en una institución para ayudar a la gente que como yo, no tuvo guía y dirección en los años más importantes de su vida, y ademas, creo que es el inicio de una década fenomenal que da sus primeros pasos con una visión clara y estremecedora.

La principal sensación al acercarse el final del año ha sido de asombro, pero también una sensación abrumadora, me cuesta dormir por las noches con un cerebro que se niega a dejar de soñar despierto, y por las mañanas me levanto con la energía de un cerebro que quiere poner en marcha los planes para cumplir esos sueños, planes que están mostrando, desde ya, frutos interesantes.

Pero bien, parece ser que el verdadero reto apenas está por comenzar, 2015 solo me puso en el curso de una década muy importante, es apenas el empujón que necesitaba para verdaderamente tomar acción de una vez por todas en temas que probablemente habia estado posponiendo por un rato pero que ahora están a la puerta y se tienen que hacer, 2015 me lanza a una vida más madura y más responsable, me lanza el reto de tomar el control de mi vida de una buena vez, sin quejas ni excusas, es momento de hacerlo bien y hacerlo en grande, como diría el famoso orador:

“¿Qué intentarías hacer si supieras que no puedes fallar? ”— Dr. Robert Schuller

Como es costumbre (si han leido algunos de mis otros artículos) seguiré compartiendo mis experiencias e ideas para aportar algo a sus vidas con los muchos errores y pocos aciertos de la mía, para mi es un honor, si les gusta la iniciativa denle “recomendar” con el corazón verde de abajo y si no quieren perderse más artículos denle “follow” y alli estarán para ustedes todas las semanas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.