Hello, World!

«Porque la gente que está lo suficientemente loca como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que lo hacen» Steve Jobs

Museo de Orsay, París (Musée d’Orsay)

Después de meses haciéndome preguntas existenciales y analizando el pasado, presente y el incierto futuro (nada bueno para la ansiedad, ¿no creen?) tomé la decisión de empezar a escribir “otra vez” (he escrito muy poco, más que todo en Facebook, aunque una vez La Extra de Costa Rica me publicó un artículo de opinión).

Hay gente que me ha dicho que escribo bien, que logro entretener al lector. Veamos cómo me sale. Quizá me dé cuenta que soy bueno en esto o — mejor aún — que no soy bueno y que es preferible que me dedique a otra cosa. Mi intención es escribir un artículo a la semana. ¿Sobre qué temas? Variados, diría yo. Me gusta un poco de todo, aunque lo más probable es que escriba sobre política, administración, filosofía, economía, idiomas, fitness, cervezas o videojuegos.

A los que me lean, les agradeceré y a los que se tomen el tiempo de comentar (ya sea para darme retroalimentación positiva o negativa) procuraré leerles y aprender de ustedes. De hecho, si ya llegó hasta este punto, le digo de corazón “MUCHAS GRACIAS”.

En lo que creo.

«Homo sum; humani nihil a me alienum» Terencio

Los principios nos definen como personas y guían nuestras acciones yo creo particularmente en la capacidad infinita del ser humano, creo fielmente que si a alguien se le da la confianza, los conocimientos y los recursos podrá hacer prácticamente cualquier cosa; como dice la frase de Terencio: “Soy un hombre; nada de lo humano me es ajeno”.

Asimismo, tengo como verdad que aquellos que hemos logrado adquirir algún conocimiento estamos obligados moral y socialmente a compartirlo por medio del servicio a los demás. Para mí, el crecimiento profesional y económico debe ir acompañado por dosis proporcionales de humildad, de lo contrario se puede sufrir una desconexión grave con la realidad. En un tono más coloquial “no debemos dejar que el éxito se nos suba a la cabeza”. Por lo anterior, procuraré aprovechar el internet para compartir lo aprendido, esperando que sea de utilidad para el que lea y esperando mejorar en el camino.

Por último, defiendo la libertad y creo que por medio de ella es que las personas y las sociedades prosperan. No obstante, no me defino a mí mismo como liberal o libertario, porque generalmente esas etiquetas implican la aceptación de un conjunto de principios cuasi-dogmáticos y de adherirse a una ideología sin cuestionarla. Prometo escribir al respecto en algún momento.

Terminemos…

Yo siempre he pensado en cambiar al mundo, en hacer que este esferoide en el que vivimos sea mejor para todos, especialmente para los que menos tienen que ojalá cada vez sean menos. Debo admitir que aún no lo he conseguido, pero que soy increíblemente terco por lo que no me rindo, nunca.

Para no aburrirlos más, les dejo la frase de Steve Jobs completa:

«Esto es para los locos. Los inadaptados, los rebeldes, los problemáticos, los alborotadores. Las clavijas redondas en agujeros cuadrados. Ellos no tienen apego a las reglas y a los que no tienen respeto por el “status quo”. Puedes citarlos, discrepar de ellos, ensalzarlos o vilipendiarlos. Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlos… Porque ellos cambian las cosas, empujan hacia adelante la raza humana y, aunque algunos puedan verlos como locos, nosotros vemos genios. Porque las personas que están lo bastante locas como para creer que pueden cambiar el mundo, son las que lo hacen»