¿ESPECIALIZARSE O SER POLIVALENTE EN TU TRABAJO?

¿ESPECIALIZARSE O SER POLIVALENTE EN TU TRABAJO?

Es una de las cuestiones que me llevo planteando desde hace tiempo relacionadas con el mundo laboral, tema tratado con amigos y compañeros, que me han dado sus puntos de vista, en muchas ocasiones discordantes, acerca de tan peliagudo asunto.

¿Es mejor especializarse o ser polivalente?

Es una duda que me he planteado desde que empecé a trabajar, hace ya unos años, y cada vez tengo más clara la respuesta que tengo que dar a esta esencial cuestión, que la mayoría de profesionales se han hecho a lo largo de su trayectoria laboral.

Desde los comienzos de la crisis, allá por 2007, el mundo laboral ha ido cambiando a marchas forzadas, sobre todo precarizándose las condiciones laborales, y con ello exigiendo que un trabajador sepa realizar la máxima cantidad de labores, para que así la empresa pueda ahorrarse contratar a más trabajadores, y con ello disminuir los costes laborales.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene la polivalencia?

La polivalencia es la característica por la que un sólo trabajador puede realizar diversas funciones y tareas de la empresa, gestionando grandes cantidades de información y consiguiendo ahorrar la contratación de más trabajadores por parte de la organización.

Las ventajas son las siguientes:

  • Aprender sobre distintos aspectos de tu trabajo a diario y ser un profesional con una experiencia más diversificada.
  • Ayudar a tus compañeros fácilmente, porque conoces perfectamente su trabajo, y cuando estén de vacaciones, puedes encargarte de hacer las tareas de ellos sin preocupaciones.
  • Tener una visión más completa de la estrategia empresarial, ya que al realizar diferentes tareas de manera habitual, conoces mejor hacia donde se dirige la empresa con las decisiones que toma a diario.

Continuar leyendo el post desde aquí: ¿ESPECIALIZARSE O SER POLIVALENTE EN TU TRABAJO?