Conociendo el negocio (dentro de la UX)_ Benchmarking

Le haré una oferta que no podrá rechazar (El Padrino)

Los ejes de la UX

Los tres ejes en los que se fundamenta la Experiencia de Usuario

Hasta ahora me he centrado completamente en el usuario, guiando toda la atención hacia él. Evidentemente, los productos o servicios se realizan para satisfacer sus necesidades y es cierto que considero que es el pilar fundamental en el que tenemos que apoyar, pero no podemos olvidar que no es el único. Los ejes sobre los que gira la UX son tres:

  • La tecnología. Ella es la que realmente toma el pulso a toda la situación, ya que sin su “consentimiento” nada se puede hacer. Las ideas, los avances, las implementaciones se quedan en meros prototipos si la tecnología no avanza de su mano. Hay que ser realista y ver hasta dónde se puede llegar (de momento) desde el punto de vista tecnológico.
  • El usuario. Que no os voy a contar del usuario. Creo que queda claro que es "la niña bonita" de esta profesión. Sin él nada cobraría sentido ya que todo el trabajo debe estar enfocado, como comentábamos antes, a satisfacer sus necesidades y a eliminar sus “dolores”. Por ello, existen muchas herramientas que nos ayudan a conocer su perspectiva, desde las entrevistas hasta el mismo customer journey.
  • El negocio. Hay que saber que la finalidad de todo esto es incrementar la rentabilidad de la empresa. Todos estos estudios, todos estos avances se realizan con un fin. Ningún proyecto será aprobado si la empresa no obtiene beneficio con él, es evidente, no estoy dando ningún insight. Tenemos que cuidar nuestro usuario, saber qué es lo que quiere... pero todo esto tiene una finalidad, y es nutrir nuestro negocio o el de nuestros clientes.

Sólo uniendo estos tres puntos podremos garantizar la mejor experiencia posible.

Herramientas para conocer el negocio

Por eso, en esta “pildorita” me quiero centrar en este último punto, el negocio y en una de las herramientas más utilizadas para conocerlo. Tenemos que entenderlo, que comprenderlo, que estudiarlo para poder sacar las mejores conclusiones y ser los más óptimos posible. Estudiar el negocio de nuestro cliente, estudiar la situación en la que se encuentra, estudiar lo que ofrece, estudiar su entorno, su competencia.

Para ello existen varias herramientas de análisis que nos ayudan a llegar a estas ideas como el benchmarking, el diagnóstico de la industria, el DAFO o el mismo mapa de tendencias, que sirven para analizar el contexto que tenemos que tener siempre presente cuando vayamos a trabajar y a definir ideas.

Benchmarking

El benchmark es una de las herramientas de investigación más utilizadas que mejores resultados ofrece para ver las fortalezas y debilidades que tengo yo o que tiene mi competencia (tanto la directa o indirecta) y que nos ayudará a tomar decisiones respecto al proyecto y conseguir, entre otras cosas, una buena experiencia de usuario.

Es una fuente de inspiración que nos ayuda a focalizar las fortalezas que podría dsesarrollar mi producto o servicio; buscamos unos referentes que podemos encontrar en la competencia y que pueden ser de ayuda o inspiración para resolver problemas. Los referentes, tanto positivos como negativos, deben guiarnos en diferentes líneas: en la del diseño y el de negocio.

Cuando hablo de referentes tanto de competencia directa como indirecta me refiero a que un bench no es exclusivo para hacerlo con aquellas empresas que venden los mismos productos o servicios que yo, si no que puedo “beber” de la inspiración de otras empresas que no tienen nada que ver conmigo pero que me pueden ofrecer ideas perfectamente encaminadas a cubrir mis necesidades.

Por lo tanto, un benchmark es un estudio comparativo de diferentes productos o servicios que nos ayuda a detectar aquellas buenas ideas que nos puedan ayudar tanto en el negocio como en la experiencia de usuario. Algunos elementos que tenemos que analizar son la estructura de navegación, la usabilidad, el diseño o el mismo contenido.

Normalmente se realiza al inicio, en la fase de investigación, pero no siempre tiene que ser así. En muchas ocasiones, cuando hay que pivotar durante el desarrollo del producto, es bueno volver a hacerlo para poder reorganizar ideas y volver a enfocar el punto de vista. Los proyectos siempre están vivos, deben de estarlo, por lo tanto las herramientas nunca hay que apartarlas, deben de ser utilizadas siempre que sea necesario y oportuno.

Para realizarlo lo bueno es acotar el estudio y los criterios a definir. No más de entre 5/10 productos, para no abrumarnos con demasiado contenido, ni limitarlo mucho tampoco para que la información se quede corta. Hay que definir los elementos que vamos a analizar para realizar el mismo trabajo con todos los productos e intentar ser lo más objetivo posible, tanto desde el punto de vista positivo como en el negativo. Hacer una tabla con los productos que estamos analizando y con los criterios que estamos evaluando ayuda a tener una perspectiva general del bench.

Finalmente, hay que sacar conclusiones con estos datos obtenidos para poder aplicarnos a nuestro producto o servicio. No copies, esa no es la idea, exprime los elementos positivos para poder realizar un producto mejor y más usable que ayude a tu negocio (o el de tu cliente) a crecer.

Almudena Cereceda | mumUX

Written by

Divertida e introvertida. “Jusenior”. Trabajadora y disfrutona. ¡En el punto medio está la virtud!

More From Medium

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade