Periodismo costarricense información o desinformación.

Los días avanzan rápido para una sociedad que camina a la misma velocidad pero ¿En la dirección correcta?.

El costarricense y su manía de mal interpretación, esa la mala costumbre de creer el titulo sin siquiera leer el contenido, el mismo que comparte la noticia y opina sin tener un conocimiento pleno de los acontecimientos, seguidor del “periodismo” amarillista.

El día de hoy acostumbrados a ver títulos y fotos amarillistas en portadas de las noticias, entre “likes” y “shares” en los que compiten los medios, pues es esta la manera eficaz del logro principal VENDER.

Siendo parte del juego de los medios donde las redes sociales se descontrolan en donde se sacan a relucir los peores palabras, comentarios, deseos y en donde cara a cara algunos expresan su lado mas deshumanizado, la intolerancia camina por doquiera sin siquiera analizar por un segundo que está pasando en realidad.

701 likes.
Posiblemente también conocía su vida privada.

Sin pensar en el dolor emocional causado, sin pensar en que es un ser humano. Los comentarios van y vienen, la noticia sigue siendo compartida y en el entorno es algo de costumbre que cada mañana mientras se desayuna el amarillismo siga apareciendo en una portada, estará presente antes de que aparezca el sol en cada rincón del país, seguirá enfermando la sociedad, desinformando, intoxicando.

La educación como única arma de información es la batalla continua en la sociedad costarrincense.

Alonso Castillo G.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.