-“Yo solo canto el himno de Costa Rica…”

-“Montón de nicas deberían irse de Costa Rica.”

No se trata de un asunto político, de fronteras ni de raza, se trata de amor, respeto, tolerancia hacia el prójimo, aquella persona que de carne y hueso como usted y yo.

Yo me siento orgulloso de vivir en Costa Rica y gracias al valor que le tengo a la patria puedo decir que me siento libre de decir que no siento molestia alguna de escuchar entonarse el himno de otro país.

Entre la polémica generada en redes sociales por la divulgación de un comunicado donde se ordena realizar el canto de nuestra patria hermana Nicaragua, las redes sociales se encienden con comentarios xenófobos preocupantes. Propiciados por aquellos mismos que sin preocupación alguna dañan o mejor dicho sacan a relucir la real imagen de la sociedad costarricense llena de intolerancia, rencor, odio, xenofobia.

El mal ejemplo que socialmente estamos propiciando a las generaciones no puede ser permitido. ¿Como si en las escuelas celebran el encuentro de culturas y la conquista de Cristóbal Colon como un magno evento?

Pregúntese usted que tanto critica la entonación de un himno que durará escasos 5 minutos. ¿Qué hace usted por Costa Rica?

Preocúpese más por Liberación Nacional, por llevar una vida saludable, ceda el paso en las calles, no pite, no grité, no ofenda, sea cortés, ceda su campo a un adulto mayor, recoja una basura aunque usted sepa que no la tiró ahí, hable con las personas de la calle, sonría y viva feliz.

No se crea todos los cuentos políticos.

Alonso Castillo G.

Like what you read? Give Alonso Castillo a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.