Videojuegos y conflictos de género: un tema pendiente en la creciente industria

Desde descalificaciones por comentarios machistas hasta limitaciones contra jugadores homosexuales y transexuales, la industria ha tenido polémicos episodios que han generado diversas reacciones en la comunidad gamer.

Es innegable el éxito que la industria de los videojuegos ha tenido en la última década, sin embargo, el sector arrastra algunos problemas serios desde hace muchos años. Entre estos conflictos, los que más han dado que hablar son los referentes a sexualidad y género, siendo el eje central de este tema cuestiones como el machismo en los videojuegos, la discriminación contra las mujeres y el sexismo.

Uno de los tantos episodios que ha reavivado la discusión en torno a este tema es la decisión que tomaron los organizadores del torneo Iron Solari League, una competición femenina de League of Legends. La medida en cuestión fue restringir la participación de lesbianas, gays y transexuales en la competición, decisión que inmediatamente generó diversas reacciones por parte de la comunidad gamer.

Un episodio completamente distinto fue el que se vivió hace algunos años en la Fragbite Master Season 3, en la que un jugador fue descalificado por dichos sexistas. El individuo en cuestión escribió en su twitter “Voy a violar a alguna chica pronto #fragbitemasters”, en referencia a su próxima contrincante mujer en StarCraft II. La decisión del Staff de Fragbite Master fue aplaudida y el acusado pidió disculpas.

Sexismo, machismo y discriminación son problemas de los que la industria de los eSports no se ha hecho cargo. Existen varias denuncias al respecto, sin embargo persiste el problema. El debate sigue abierto en muchas comunidades gamers, sin embargo, lamentablemente muchos concluyen en que el mundo de los videojuegos sólo es el reflejo de una sociedad retrógrada y machista.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.