Primera clase en la universidad

A veces hay que romper con lo establecido y hacer cosas nuevas. La primera clase en la universidad es de una satisfacción muy buena. Un chute de adrenalina, no sé cómo describirlo.

Todo es mejorable pero creo que este tipo de situaciones te ayudan a conocerte a ti mismo y a mejorar como persona y profesional. Te ayuda a aprender de los demás. Te ayuda a aprender a escuchar.

Lo más importante: no irte por las ramas. Que el alumno se lo pase bien y sobre todo, motivarle.

Me pongo a trabajar duro con otras cosas.

Viernes

55 de 365

Vamos

Like what you read? Give Álvaro López Vicente a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.