La Bolsa del Juego Limpio

Comunidad Fintech AlphaTauri

Los mercados financieros estan en una frenética carrera de velocidad digna de Hermes el dios olímpico ó Flash un superhéroe que desafía ciertas leyes de la física. En Wall Street y alrededor del mundo ha aparecido una nueva clase de depredador financiero, se conoce como “Operador de Alta Frecuencia” (HFT por sus siglas en inglés). Los HFTs son empresas privadas que intercambian activos financieros, utilizando herramientas de alta tecnología como algoritmos informáticos que les permiten conocer las posturas que demandará el mercado y así establecer una estrategía de negociación (compra/venta) antes que los demás participantes. La regla es simple, llegar primero.

Los HFTs invierten increíbles sumas de dinero arrendando ó desarrollando líneas de fibra óptica lo más rectas posibles entre su sede y los mercados financieros, evitando cualquier curvatura que pudiera disminiuir su velocidad. Por ejemplo, Spread Networks compañía que instaló el primer cable de fibra óptica entre Chicago y Nueva York con una distancia de 1,328 Kms que permite realizar operaciones financieras entre 13.1 y 12.98 milisegundos. La velocidad de la luz es de 300 000 Km/s en el vacío, en un cable fibra óptica se reduce hasta un 70%, permitiendo a los HFTs transaccionar en un rango entre 3 y 7 milisegundos, 50 veces más rápido que un pestañeo. La velocidad esta de su lado y su presa son bancos, fondos de inversión e inversionistas comunes y corrientes que depositan sus ahorros en fondos de pensiones. Entre las practicas cuestionables de los HFTs se encuentran el situar sus servidores junto a los servidores de los mercados financieros, pagando por dicha ubicación ventajista. Así como pagar una comisión a los agentes de bolsa, individuos ó instituciones por enviar las órdenes de compra/venta de sus clientes a determinados mercados bursátiles a través de sus enrutadores secuenciales de costos. Al enviar las órdenes de sus clientes, las empresas de alta frecuencia se enterán de las transacciones y operan a velocidades inimaginables, comprando la acción antes que nadie y vendiendola unos pocos milisegundos despúes a un precio mayor que el original, creando un “impuesto” sobre cada transacción de activos financieros produciendo cientos de millones de dólares por día para los HFTs afectando los bolsillos de los inversionistas de todo el mundo.

Lo anterior no pasó desapercibido para Brad Katsuyama, quien por varios años fuera el jefe global de ventas y comercio electrónico del Royal Bank of Canada en Wall Street.

Brad notó que los precios de los mercados en sus pantallas cambiaban instantaneamente al colocar una órden, parecía que los mercados predecían lo que realizaría y operaban en su contra. Las órdenes que colocaba sólo podían ser completadas a través de varias bolsas de valores, siempre a un precio mayor que el objetivo, descubrío que alguien estaba tomando ventaja y un nuevo depredador financiero estaba al asecho.

Brad reunío un equipo interdisciplinario para crear el software THOR, que permitía a las órdenes llegar al mismo tiempo a las diferentes bolsas de valores en una ventana de tiempo de 465 microsegundos, evitando ser víctimas de los HFTs. Esto funcionó bien durante un tiempo, algunas firmas de Wall Street utilizaron THOR como una herramienta que les ahorraba fuertes sumas de dinero.

Katsuyama y su equipo descubrieron nuevas prácticas desleales de los HFTs que eran difíciles de evitar con tan sólo un software y una red privada de fibra óptica. Por lo que en 2012 decidió crear un nuevo mercado de valores para los inversionistas (IEX por sus siglas en inglés) junto a Ronan Ryan un experto en infraestructura de redes y Rob Park un mítico programador de algoritmos del RBC. El IEX estaría ubicada en Weehaken, New Jersey y sus oficinas en el 4 World Trade Center en la Ciudad de Nueva York, su premisa es atraer a los inversionistas prometiendo “juego limpio” operando con ética y transparencia. La innovación de la IEX consiste en un anillo de 61 Kms de fibra óptica alrededor de su motor de transacciones que permite agregar un retraso de 350 microsegundos evitando las ventajas de velocidad de los HFTs. La IEX sólo tiene 5 tipos de órdenes, cobra comisión y no paga por el envío de volumen a los Brokers.

La IEX inició operaciones el 25 de octubre de 2013 y es todo un éxito su volumen diario a marzo del 2016 ya era de 126 millones de acciones. Gracias a la IEX por mantener nuestra confianza en el mercado. Y Usted sabe donde se procesan sus inversiones?

Daniel García Carranza, experto en finanzas bursátiles.
Facebook: @AlphaTauriCommunity
alphatauri_community@outlook.com