Sobre los ambientes creativos

La creatividad es una potencia, es una fuerza constitutiva de nuestra vitalidad. Como potencia, algunas veces puede desplegarse y actualizarse y otras veces permanece replegada ¿De qué dependen estos estados? ¿De qué depende que la creatividad pueda concretarse en el mundo efectuando transformaciones o permanecer dormida?

Parte de la respuesta está en la composición. A fin de desplegar una analítica, comencemos focalizando en dos aspectos: composición de ambiente y composición de vínculos.

Taller de Morfología, Facultad de Arquitectura y Urbanismo (UBA), Buenos Aires, Argentina

La composición de ambiente está referida al espacio en el cual se trabaja, a los elementos arquitectónicos (luz, colores, dimensiones, mobiliario, aromas, etc.) pero también a una dimensión psíquica, lo que pone al ambiente en el terreno de la imaginación y las sensaciones. Los ambientes se crean en la intersección de arquitecturas, sensaciones e imaginación. De allí que los ambientes sean vividos de distintas maneras por distintas personas (aunque existen límites culturales — la codificación de sensaciones y arquitecturas — que no permiten un derrame). Estas diferencias experienciales son elementos a tener en cuenta a la hora de componer vínculos grupales puesto que brindan un registro de las sensaciones vividas y de los grados de alegría o tristeza, de potencias creadoras o estancadas. Aquellas personas que sean afectadas positivamente por un ambiente tendrán más posibilidades de desplegar su creatividad mientras que alguien afectado negativamente, disminuida su alegría, tendrá menos posibilidades de hacerlo.

El Quijote, 3 de outubre de 2009 en Sesc Pompeia, Sao Paulo, Brasil

Este indicador es elemento para pasar a la conformación de vínculos. Es importante componer vínculos de afectividades alegres, de despliegue. Esto crea círculos virtuosos. De ningún modo debemos entender por esto que todos los integrantes de un grupo están proponiendo cosas (esto es una forma de catástrofe grupal) sino que todos son parte de un flujo de retroalimentación positiva que lleva a la concreción de objetivos. Observemos esto con mayor detenimiento…

El flujo de retroalimentación positiva está compuesto por ensamblajes multimatericos: palabras, acciones, pensamientos traducidos en tensiones, relaciones con cuerpos (la mano y una sustancia, por ejemplo) e interfaces, entre otros. Hay que tener en cuenta, entonces, que en este flujo actuaran las habilidades, intenciones y sentimientos manifiestos o no.

Pensemos en la siguiente escena: muchas veces, en la composición grupal se recibe colaboración de un agente externo bienintencionado; el grupo recibe la ayuda pero la tarea de pronto se ve bloqueada ¿Realmente era bien recibida y deseada la ayuda del agente externo? Una tarea simple y que estaba en funcionamiento deja de ejecutarse, se torna imposible. El nivel afectivo (corporal) se hace presente para manifestar un desacuerdo y se crea un bloqueo. Alinear afecto y razón resulta de vital importancia en la composición de grupo y en la realización de acciones resonantes.

Cátedra Datos — Proyecto Narrativas Transmedia Interactivas, Facultad de Ciencias Sociales (UBA), Buenos Aires, Argentina

Recobremos la dimensión afectiva y propongamos que el nosotros no es dueño en su propia casa. Con esto queremos señalar que la dimensión de la afectividad e intensidades (que hace posible una rítmica grupal, una forma de habitar el tiempo) está siempre presente y que solo el reconocimiento sincero y reflexivo del vínculo, por parte de los miembros de un grupo, hace posible el sostenimiento del ensamblado grupal.

En tiempos líquidos, donde el vínculo con el otro está sumamente precarizado, es necesario diseñar y experimentar lógicas espacio-temporales, lógicas compositivas que se sustraigan a los universales de época tales como: “un verdadero artista diseña productos”; el otro es una cosa; asumir la aceleración vertiginosa como un inevitable; el vínculo es inevitable para salvar una individualidad y/o eventualidad; el trabajo grupal a toda hora y momento (que construye la contra imagen de la soledad, intimidad y el silencio como terror); la conectividad infinita y su correlativo multitasking, entre otros.

La lógica compositiva de un grupo, además de determinar si deviene instituido (modelado por las instituciones) o instituyente (establece reglas, abre líneas de fuga, agujerea el espacio-tiempo instituido), nos pone frente a sus modos de producción. Un grupo que señala a sus experimentaciones como alternativas (¿a qué?) deberá asumir lógicas vinculares, también, alternativas a las culturalmente naturalizadas, estandarizadas, aceptadas y reproducidas. La(s) poética(s) de un grupo es, también, su ética.

Cierre del Primer Encuentro Comunidad Creativa, Campana, Buenos Aires, Argentina

Antes que la afirmación, la pregunta como llave para abrir a las imágenes del otro. Antes que un si asociativo producto de la inmediatez, la pregunta “¿Realmente te interesa?” “¿Por qué?” Y al mostrar nuestras imágenes comprobar si existe resonancia o no y si es posible devenir una banda creativa (grupo instituyente en fuga permanente). Ante las lógicas de la inmediatez y la precarización de los vínculos, una alternativa posible es descorazonarse (exponer parte del universo personal) frente al otro.

La diversidad y neurodiversidad son de vital importancia. Diversidad cultural (universos simbólicos e imaginarios) y diversidad biológica (cableados neuronales, diferentes funcionamientos de zonas cerebrales, desarrollo táctil, olfativo, visual, etc.) abren a distintos mundos posibles (reconocimiento de otras lógicas) o el reconocimiento de dimensiones olvidadas. Umwelt (universo circundante) es una buena noción que cruza lo cultural y biológico indicando que para cada cuerpo existe un universo circundante, es decir, hay elementos reconocibles particulares.

Llegados a este punto, es necesario insistir en que el ambiente no debe traducirse como espacio. La noción de ambiente implica dimensiones afectivas, perceptivas, mentales.

Un ambiente que posibilita el despliegue de la potencia creativa revela el carácter procesual, inacabado y de permanente mutación de la mente.

Niños trabajando en el deseño de un parque en el contexto del Segundo Encuentro Comunidad Creativa, Campana, Buenos Aires, Argentina

Luego de este hendir las palabras, volvamos al comienzo, al concepto de creatividad y señalemos que creatividad es potencia para actuar generando transformaciones, alquimias (re-ensamblajes), mutaciones. La creatividad es potencia que actualizada/desplegada en un ambiente introduce líneas de novedad, permitiendo el movimiento y la experimentación.

Referencias bibliográficas

Armstrong, Thomas, “Neurodiversidad: ha llegado el momento de un Nuevo concepto”, “El arcoíris de inteligencias”, en El poder de la neurodiversidad: las extraordinarias capacidades que se ocultan tras el autismo, la hiperactividad, la dislexia y otras diferencias cerebrales, Buenos Aires, Paidos, 2012.

Bateson, Gregory, “Introducción”, en Espíritu y naturaleza, Buenos Aires, Amorrortu, 2002.

Brook, Peter, La puerta abierta. Reflexiones sobre la interpretación y el teatro, Buenos Aires, Proeme, 2006.

Churba, Carlos, La Creatividad. Un enfoque dinamizador de las personas y las organizaciones, Buenos Aires, Libros del Futuro, 2014.

Gilles, “Spinoza y la certidumbre en la creación”, en Pintura. El concepto de diagrama, Buenos Aires, Cactus, 2007.

Edwards, David, “Creative Bands”, en The Lab. Creativity and Cuture, London, Harvard University Press, 2010.

Von Uexkül, Jacob, “Carta Tercera (Tiempo)”, “Carta Cuarta (Espacio)”, “Carta Sexta (Mundo Circundante [Umwelt])”, en Cartas biológicas a una dama, Buenos Aires, Cactus, 2014.

Vídeos de referencia

Los dependientes (12 de julio de 2013). Gilles Deleuze — ¿Qué es el acto de creación? (completo) — Subtitulado al Español [Archivo de vídeo]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=dXOzcexu7Ks

Like what you read? Give Matías Barreto a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.