Ella, buena, cualidad eterna.

Este escrito va dedicado para ti aunque tus ojos no puedan leerlo, cosa que no me importa el día de hoy. Maravilloso ser humano, a pesar de tanto y de todo siempre estuviste ahí, no soportaste la idea de tirarme al suelo y patearme mientras de dolor agonizaba y te lloraba, simplemente no pudiste, preferiste irte un rato a verme sufrir así, nunca quisiste eso para mí. Tú perfecta cualidad de no tomar venganza contra mis actos poco humanos, esa bondad que tienes cuando regresó a tu vida, una bondad que hasta a Dios impresiona..

Nunca voy a entender porqué, que hice yo para merecer semejante acto? Acaso fui tan buen amigo a pesar de haber sido tan erradamente humano?

No tengo idea de cómo haces, como distingues lo que es falso de lo que es verdad, será que me lees y en el fondo ves demasiado potencial en mi? Será que en el fondo ves que no soy tan malo? Que fui muy bueno? Tal vez eso sea, aún no logro comprender muy bien.

O acaso será que me quisiste tanto? Tal vez fui yo quien se cegó y solo te vio lo malo, quien nunca bajo realmente sus barreras ante ti, como diría una de tus canciones favoritas «amiga mía princesa de un cuento infinito»

Nunca terminas de sorprenderme, a ver si un día por fin aprendo que a pesar de no haber estado estabas, que fuiste consiente, noble y humana. Me mostraste un lado constructivo, un lado raro de encontrar, algo que ni hasta la fecha me creo, tal vez lo sigues siendo, sigues abriéndole las puertas a este pedazo de ser humano, sigues siendo algo constructivo, has vuelto a serlo y ojalá llegue el día en el que puedas serlo y se den las cosas, volver a ser los de antes o ser mucho mejores, en ti lo creo y lo veo muy posible. Nos sale del alma incluso al pasar 2 años y medio, no sé si me falto algo, ah si, yo también te mando un beso.

Santiago M.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.