Abelardismo.

Nunca fui demasiado futbolero, pero cuando uno entra por la puerta del Molinón, es difícil no serlo. Lo de ayer fue lo más grande que he visto en mucho tiempo, y aquí quedará para el recuerdo.

“Del Sporting, porque sí”

Like what you read? Give Álvaro Millán a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.