der Puppe ziehen

Él conoció a una niña. 
Una niña que soñó con una estrella que nunca, su cielo cruzó.
Ella lo educó a él.
Con férrea e inquisitiva disciplina.

Sus ojos eran como el agua.
Sus palabras, como el fuego.
Ella y él.
Él y ella.

Vivieron con temor.
De nunca cumplir el sueño,
que ella profetizó.
Con amor.

Una noche cualquiera, ella expiró.
La niña murió. 
Y a su estrella,
jamás conoció.

Él nació.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.