De pesimista a optimista

Si, las posibilidades que se encuentran a mi alcance no son las que querría. Si, los métodos de actuación para lograr lo que más deseo son complicados. Y no, no porque me ciegue y me afane en el hecho de que todo con creatividad y buena voluntad se soluciona, se va a solucionar.

Tampoco me sirve el pensar de mí mismo como alguien con más fortuna que otros, y de mucho menos me sirve que la congoja de otros me aporte alas hacia una voluntad inquebrantable.

Os encanta también a pesar de conocer la realidad igual de bien que nosotros, tratar de tergiversarla en vuestro favor con pobres argumentos y absurdas soluciones, e incluso achacando que muchas situaciones de carácter injusto no encuentran solución debido al carácter inherentemente pasivo de personas como yo. Pues mira, ¿que quieres que te cuente? ¿Que con buenas maneras se es capaz de cambiar la naturaleza humana? ¿Que todos vamos a lograr alcanzar nuestros sueños con éxito y viviremos por pura pasión a la vida? No. Veo las cosas como son, si dejara de hacerlo entraría de manera capciosa en una vida equivocada, sin perspectiva, sin conciencia de realidad. Exactamente eso, pérdida de la perspectiva que te hace analizar todo como realmente es, no como crees que es o te gustaría que fuese.

Desgraciadamente para todos nosotros amigo, lo que mejor se le da hacer al ser humano después de gastar dinero de manera absurda es mentirse a si mismo, demasiado tiempo lo llevamos haciendo como para dejar de hacerlo ahora, cuando esté narcisismo mezclado con el culto al cuerpo lo revuelve todo hasta que consiguen que tan sólo nos preocupemos por nuestras vidas.

Y para terminar querido amigo optimista, he de decirte que no es que yo por ser pesimista tenga una visión problemática o pasiva respecto a la realidad, si no que está es la realidad que tenemos, una absurda, cruda y triste realidad, sólo que tu prefieres ignorarla, amigo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.