Las elecciones en España

Rick y Morty

El próximo 26 de Junio se se celebra la “revalida” de las pasadas elecciones al congreso de los diputados y senado, y sí, digo revalida porque al parecer es como si nos estuvieran examinando, dándonos tiempo para que estudiemos mejor las diferentes opciones que se nos presentan como si no las conociéramos ya.

Para ser mas exactos, se ríen de nosotros, la ineptitud política demostrada a lo largo de este medio año ha sido reveladora para mi, no solo por parte de las antiguas fuerzas, en las que para ser sinceros, cualquier persona con un mínimo de sentido común habría adivinado tras años observando que son incapaces de ser democráticos, sino también en las nuevas, en las que hasta yo había depositado esperanzas de renovación política y que por algún motivo que no acabo de comprender, habían despertado mi interés por la política moderna, como a tantos otros, demostrando que hay ideas nunca vistas hasta ahora y que realmente hay soluciones para nosotros, electores.

Por eso, tras todas estas idas y venidas en las que los partidos prometían, realizaban alianzas con otros partidos y nos remarcaban sus propósitos para sus posibles gobiernos, he perdido total y absoluta esperanza en la democracia Española. No por lo que han hecho, sino por el como, a la hora de aproximarse al resto de grupos, cada uno de estos han demostrado cuales son sus mejores y peores cualidades al margen de sus objetivos y logros políticos. Ninguna de estas empresas de promesa democrática ha demostrado aptitudes dignas del liderazgo de un país como España, un país que se ahoga en su propia corrupción y en el que los políticos no son mas que un reflejo en miniatura de la sociedad en la que vivimos, tergiversada por el poder.

La cualidad principal que han demostrado las viejas glorias es el fracaso, tanto a la hora de madurar y adaptarse a los tiempos de ahora, como el fallido intento de parlamentar con otros grupos, mientras que los nuevos partidos han revelado su egocentrismo político y hasta en ciertos momentos el radicalizar ideas poco sanas para la ciudadanía, valiéndose del populismo.

Otro punto, en el cual no me pienso meter, son las promesas políticas, básicamente por que es sinónimo de publicidad engañosa y ha estas alturas los votantes deberían de haberse dado cuenta de que votar programas electorales es como meterse en un lodazal sin salida, ya que de nada sirve votar por intenciones escritas que nadie obliga al político a cumplir, hay que votar por ideales ya que al fin y al cabo es lo único que mueve a quien sea ha hacer lo correcto y que perdura con el paso del tiempo, es lo único que reconcome a la conciencia y es lo único que impulsa, una vez hecho lo correcto, a continuar con la tarea propuesta.

En definitiva, no me siento a gusto con nuestro panorama político actual, lo disperso que lo ha vuelto todo, politizando temas como el machismo y la igualdad, generando conflictos allá donde no debería si actuamos de manera racional, imposibilitando también la acción ciudadana y la conversión de los medios de comunicación en algo totalmente mediático y carente de sentido critico que desinforma mas que informa.

Había decidido votar en blanco en esta “revalida” que se nos acerca, pero he encontrado la solución, mi indecisión política me impide creer que alguien merezca mi voto como ciudadano critico que me considero, sin embargo voy a hacer como muchos y voy a reglar mi voto a otra persona que, como yo, considero que tiene conciencia de sociedad y un sentido critico desarrollado pero que sin embargo tiene las cosas mucho mas claras que yo. Esperemos que el mal menor sea el ganador.

Atentamente,

Guionista Trastornado

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.