Shadow of the day (Parte I)

Free Writing, 2017. Momento 08/31

Momentos antes reía mientras ganaba una partida de LoL junto a Mr.Caffrey que resultó ser ridículamente sencilla, pero en ese instante, sé que ambos reaccionamos de la misma manera cuando comenzamos a mirar posts en nuestro feed sobre la muerte de Chester.

Intercambiamos algunas palabras y ya no hablamos del tema como si hacerlo eliminara su existencia. Dejé de seguir a Linkin para después de “A Thousand Suns”, pero la figura de Chester fue una de las más importantes que recuerdo con nostalgia y mi mamá seguramente con algo de hastío durante mi secundaria.

No quise opinar; dejé que el internet fluyera y leí obituarios, posts llenos de tristeza y enojo por parte de amigos que nunca dejaron de seguir a la banda y reacciones polémicas como la de Brian Welch, con las que hubiera estado completamente de acuerdo hace algunos años.

Miré un par de videos (https://www.youtube.com/watch?v=ICe_3lLIOmQ y https://www.facebook.com/LinkinParkCHL/videos/1579856212048589/) que hirvieron la parte trasera de mis ojos y guardé mucho silencio.

Escuché un par de conciertos de Linkin Park las tardes siguientes y avivé recuerdos de hace una década: cuando se estrenó Minutes to Midnight, album con el que estoy profundamente agradecido, por ampliar mi perspectiva sobre el rock, metal, nu metal y similares. Sobre la música y lo poderosa que es, en general.

Hace falta contexto: Yo tenía 12 años cuando Minutes to Midnight vio la luz. Entonces no había Spotify y mi acceso a internet era limitado; Escuché antes Linkin Park, después de ver una copia del “Hybrid Theory” en el cuarto de mi primo alguna vez y haberlos buscado en realmente-no-tengo-idea-donde. Me gustaron mucho y los agregué a la lista de bandas que me ayudaban a estar encabronado con el mundo.

En 2007, MTV aún pasaba música al menos unas tres cuartas partes de tiempo al aire y yo esperaba pacientemente hasta que Shadow of the Day apareciera en la programación. Ese video, Ese disco, me hicieron pensar diferente.

I close both locks below the window
I close both blinds and turn away

Shadow of the Day comienza con Chester levantándose de la cama a las 11:55 (23:55) y prendiendo la tele, para mirar breaking news sobre una protesta llena de gente enfurecida.

Sometimes solutions aren’t so simple
Sometimes goodbye’s the only way

Se lava la cara de la forma “menos natural del mundo” de acuerdo a mi mamá, cena mientras en la tele muestran cómo la protesta se vuelve violenta y se prepara para salir.

And the sun will set for you
The sun will set for you

Cuando camina por las calles un grupo de personas carga un herido; un herido de verdad, luchando presumiblemente por una causa de verdad en la que cree completamente.

And the shadow of the day
Will embrace the world in grey
And the sun will set for you

La protesta se vuelve rebelíon y la policía apunta a la gente con armas largas. Segundos pasan en el video mientras Chester camina, y disparan.

In cards and flowers on your window
Your friends all plead for you to stay

Hay granadas de humo, camiones acorazados y granaderos marchando mientras un par de ojos asustados se esconden y miran el trágico espectáculo desde abajo.

Sometimes beginnings aren’t so simple
Sometimes goodbye’s the only way

Un hombre con abrigo de cuadros y gorra negra, le grita “FUCK YOU” a un granadero; lo siente con cada uno de los músculos de su cuerpo. Chester camina y los carros bomba explotan. Las molotov son arrojadas y los parabrisas desaparecen a pedradas.

And the sun will set for you
The sun will set for you
And the shadow of the day

Chester da la media vuelta y rodeado de fuego, el video termina con un fade out.

Will embrace the world in grey
And the sun will set for you

No se parece en nada al “Wait and Bleed”, “Seek and Destroy”, “Make them suffer” o “Reign in Blood” que solía escuchar. Me siento enojado, pero no entiendo por qué, ni con quién.

Con ayuda de MTV y mi limitado internet, conozco la razón del título del álbum: El mundo se va a terminar y es nuestra culpa.

Nos quedan cinco minutos y elegimos vivirlos haciendo grandes guerras, suprimiendo libertades y siendo irresponsables con el mundo que nos da cobijo sin exigirnos nada a cambio.

Comienzo a comprender el por qué del calor dentro de mí, cuando Shadow of the day suena.

Linkin Park, me enseñó a encabronarme con el mundo a través de la música por cosas que valen la pena y no sólo por ser adolescente.

A Minutes to Midnight y a Chester Bennington, les debo ésa. Y se las agradezco infinitamente.

(667 palabras; 57 minutos, 53 segundos. Escrito a consciencia y editado para volver el texto lo mejor posible, En memoria de Chester Bennington)

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.