me urge morirme de amor

pero chingón.

una muerte aparatosa,

una asfixia escandalosa a la mitad de un viaje en conbi,

una implosión de vísceras que salpique a la gente más inocente,

un paro al miocardio a la mitad del orgasmo múltiple más atascado del mundo,

morirme de amor y después sentir nada. nada.

eso o un pinche aguachile perrón que me regrese las ganas de estar viva, porque ésta puta insensibilidad me tiene harta.

(esto lo escribí en junio 2017, se había quedado en borrador.)

Like what you read? Give ఠ_ఠ a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.