Hola: No existe el contenido nuevo.

Una introducción y una realidad(?).

Quería comenzar mi blog con algo especial, algo único. Apenas tuve que elegir un título me di cuenta de que esto no iba a ser posible. No existe el contenido nuevo. Todo lo que podría decir, incluyendo lo que estoy diciendo, ha sido dicho antes. Entonces, ¿por qué seguimos creando contenido?

Porque no es cierto que no haya nada nuevo que decir. Tal vez no hayan ideas nuevas, pero quedan millones de maneras nuevas de decir lo que ya ha sido dicho antes. Y diciéndolas de formas diferentes, tal vez lleguemos a ver una idea vieja de una nueva manera.

Me llamo Ana Cristina. No sé si mis ideas tienen valor y no sé si las maneras en la que las digo tiene valor. Pero quiero aprender. Y la única manera de aprender es practicar, incluso cuando probablemente termine, en algunos años (o algunos minutos), avergonzándome de lo que ahora escribo. Y espero que sea así.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.